Documentos revelan incidentes de abuso sexual y físico de niños migrantes sin acompañantes

Documentos publicados por el Departamento de Salud y Servicios Humanos revelaron casos de abuso sexual a niños no acompañados por parte del personal y entre los mismos menores
Niños migrantes en la frontera entre EEUU y México / AP
 

Reproduce este artículo

Documentos publicados recientemente por la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR) del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) revelaron incidentes de abuso físico y sexual de niños migrantes sin acompañantes interceptados en la frontera sur.

El documento de 41 páginas del grupo de vigilancia Judicial Watch determinó que existen 33 casos de abuso sexual contra menores no acompañados vinculados a agencias voluntarias que tienen contratos con el gobierno federal, según la exclusiva de Fox News.

Los 33 casos ocurrieron durante un período de un mes entre el 21 de enero y el 25 de febrero de este año, lo que corresponde al mismo período en que el presidente Joe Biden desmanteló las políticas de inmigración del expresidente Donald Trump.

“Estos documentos muestran que no solo hay informes impactantes de abuso sexual que ocurren en refugios para niños no acompañados, sino que hay violencia entre los propios grupos de niños”, expresó el presidente de Judicial Watch, Tom Fitton, en un comunicado a Fox News.

Diez de los casos registrados involucraron tanto al personal como a los “no miembros” del personal que abusaron sexualmente de los menores, mientras que 21 de los casos fueron entre los mismos grupos de niños no acompañados.

Además, se reveló que el refugio Baptist Children and Family Services (BCFS) en Baytown, Texas, contaba con un informe que no fue reportado de un niño guatemalteco de 17 años que había sido agredido físicamente por su compañero de habitación, quien lo golpeó en el pecho mientras este estaba acostado.

El documento indica que la víctima no quiso hablar sobre el incidente con los funcionarios del refugio y fue trasladado a otra habitación por razones de seguridad.

Las denuncias de abuso sexual contra menores en las instalaciones han aumentado durante meses. Judicial Watch obtuvo los registros a través de la demanda de la Ley de Libertad de Información que la organización presentó en mayo.

En abril, el gobernador de Texas, Greg Abbott, exigió a la Administración de Biden que cerrara un refugio de San Antonio en medio de múltiples acusaciones de agresión sexual.

“Esta instalación es un caos para la salud y la seguridad”, dijo Abbott a un reportero en ese momento, ordenando a los Rangers de Texas y al Departamento de Seguridad Pública de Texas a investigar las denuncias.

“La Administración Biden causó esta crisis y luego no la supo manejar” dijo Abbott. “Biden no pudo planificar la afluencia de niños que invitaron. Ahora enfrentan acusaciones de abuso y negligencia infantil despreciables”.