Hombre que se burló públicamente de la vacuna murió de COVID-19

La muerte del hombre que se burló que las vacunas contra el COVID-19 se produce en un aumento de nuevos casos por contagio en todo Estados Unidos
Stephen Harmon hospitalizado por el COVID-19
 

Reproduce este artículo

Un hombre que se burló públicamente de las vacunas contra el COVID-19 murió este miércoles tras estar hospitalizado en Corona Regional Medical Center, al este de Los Ángeles.

Stephen Harmon, de 34 años, quien se había hecho viral luego de ofender el esfuerzo de la jornada de vacunación a través de las redes sociales, publicó fotos de sí mismo desde su habitación asignada por el hospital.

En sus últimos días, sus publicaciones en las redes dieron un giro dramático a sus anteriores tweets anti-vax.

“No sé cuándo me despertaré, por favor oren”, escribió Harmon junto a las fotos, donde aclaró que tenía neumonía y niveles de oxígeno críticamente bajos y que sería intubado, informó la cadena KCBS-TV.

“Por favor, oren todos, realmente quieren intubarme y ponerme un ventilador”, escribió tres días antes de morir. 

Posteriormente, publicó: “Si no tienes fe en que Dios puede curarme con tu estúpido ventilador, entonces mantén el infierno fuera de mi habitación de la UCI, ¡aquí no hay lugar para el miedo o la falta de fe!”.

En su último tweet del miércoles, Harmon anunció que había decidido someterse a intubación.

Hace solo unas semanas atrás había escrito: “He tenido 99 problemas, pero VAX no es uno”, mientras se burlaba de quienes habían sido inmunizados por cualquier vacuna aprobada como uso de emergencia contra el COVID-19.

Harmon se había opuesto abiertamente a las vacunas y bromeó diciendo que nunca recibiría una.

Según el Dr. Oren Friedman, quien trata a pacientes con COVID-19 en el Centro Médico Cedars-Sinai en Los Ángeles y quien confirmó que las admisiones por el virus se han multiplicado por diez, dijo que la muerte de Harmon fue “increíblemente desmoralizante”.

“Prácticamente todas las personas que se están enfermando lo suficiente como para ser admitidas en el hospital no han sido vacunadas”, afirmó Friedman.

California ha tenido un aumento de nuevos casos por el virus liderado por la variante Delta, calificada como altamente contagiosa. La gran mayoría de las nuevas infecciones se dan entre personas no vacunadas y se ha insistido a la población que se vacunen contra el COVID-19.

El Departamento de Salud Pública del estado informó casi 8,000 casos nuevos solo el día jueves, y la tasa de positividad de las pruebas durante siete días había aumentado a más del 5% después de haber caído por debajo del 1% hace solo unas semanas.

Solo el condado de Los Ángeles reportó más de 3,000 casos nuevos por primera vez desde febrero, según cifras del condado.