EEUU por allanamiento de La Prensa en Nicaragua: régimen debe respetar libertad de expresión

Estados Unidos reaccionó al allanamiento del diario La Prensa en Nicaragua cuando fuerzas de seguridad del régimen de Ortega ingresaron a las instalaciones del periódico
Policía de Nicaragua en el diario La Prensa / EFE
 

Reproduce este artículo

El Departamento de Estado de Estados Unidos para la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental repudió el allanamiento al diario La Prensa de Nicaragua llevado a cabo por las fuerzas de seguridad del régimen de Daniel Ortega.

“La policía de Ortega-Murillo allanó hoy las oficinas del único periódico de Nicaragua a base de dudosas denuncias de irregularidades fiscales”, escribió el organismo este viernes en su cuenta de Twitter luego de que oficiales nicaragüenses ingresaran a la redacción del medio.

“Instamos al régimen a que respete la libertad de expresión de La Prensa en lugar de actuar para silenciar los informes independientes”, agregó.

Publicación del Departamento de Estado de EEUU para la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental

Publicación del Departamento de Estado de EEUU para la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental

El hecho fue denunciado por el mismo diario en su cuenta de Twitter: “Patrullas policiales están dentro de las instalaciones de LA PRENSA. No dejan que los colaboradores que estaban en las oficinas usen sus teléfonos”.

La Prensa también indicó que fuerzas del régimen había cortado el acceso a internet, la energía y que apagaron todos los servidores dentro del periódico.

Aunque mucho de los periodistas del más antiguo diario de Nicaragua estaban trabajando desde sus hogares, un pequeño grupo de directivos y de editores se encontraban en el departamento de redacción, según Infobae.

Algunos periodistas se dirigieron a las instalaciones apenas trascendió la noticia, pero no se les permitió el acceso, ya que los portones habían sido cerrados.

Según la policía, el allanamiento se debió a una investigación contra la Editorial La Prensa S.A. y sus directivos, por los presuntos delitos de defraudación aduanera, lavado de dinero, bienes y activos, en perjuicio del Estado de Nicaragua, reportó la agencia de noticias EFE.

El periódico, que circula desde 1926, no publicó este viernes su versión impresa, pues el régimen orteguista, a través de la aduana, retuvo el papel.