Policía de Nicaragua ocupa diario La Prensa, crítico de Ortega

Según la policía, inició una investigación contra la Editorial La Prensa S.A. y sus directivos, por los presuntos delitos de defraudación aduanera, lavado de dinero, bienes y activos
Policía de Nicaragua ocupa diario La Prensa, crítico de Ortega. Foto: EFE
 

Reproduce este artículo

La Policía de Nicaragua ocupó este viernes el diario La Prensa, el más antiguo del país y un medio crítico de la dictadura de Daniel Ortega, quien gobierna desde el 2007 y prepara su continuidad en el poder.

Minutos antes del allanamiento, el el periódico denunció la irrupción de las fuerzas del régimen en sus instalaciones donde hay periodistas en su interior, y que “cortó el acceso a internet, la energía y apagaron todos los servidores dentro de La Prensa”.

Según la policía, inició una investigación contra la Editorial La Prensa S.A. y sus directivos, por los presuntos delitos de defraudación aduanera, lavado de dinero, bienes y activos, en perjuicio del Estado de Nicaragua, reportó la agencia de noticias EFE.

“En cumplimiento de orden judicial, equipo técnico de la Dirección de Auxilio Judicial, acompañado de funcionarios de la Dirección General de Servicios Aduaneros (DGA), Procuraduría General de la República (PGR) y Ministerio Público, realizaron allanamiento y registro en las bodegas de Editorial La Prensa Sociedad Anónima, las cuales permanecen bajo custodia policial”, indicó la Policía Nacional, en una declaración.

El periódico, que circula desde 1926, no publicó este viernes su versión impresa, pues el régimen orteguista, a través de la aduana, retuvo el papel.

Varios periodistas quedaron “incomunicados” dentro de la redacción, porque los policías no les permiten acceso a sus medios teléfonos móviles, señaló La Prensa. Varias camionetas patrullas, efectivos antimotines, oficiales y otros agentes con armas largas, cercaron el lugar.

“En estos momentos la policía de Daniel Ortega y Rosario Murillo está ocupando el Diario La Prensa, el más antiguo y combativo de Nicaragua en todos los tiempos”, denunció la poeta y novelista Gioconda Belli.

“Me siento conmocionada al ver los antimotines penetrando en las instalaciones de un periódico que, desde que era una niña, significó para mí un testimonio de resistencia y valor contra la dictadura de Somoza. Su director, Pedro Joaquín Chamorro fue asesinado en 1978 por sus ideas, y ahora el periódico está siendo tomado por la nueva dictadura, para silenciarlo”.

Belli añadió que “este es un crimen contra la libertad de todos, contra la memoria de resistencia simbolizada en ese periódico. Esta es una señal indiscutible de que, como pueblo, no podemos aceptar estas acciones violentas y debemos seguir luchando por recuperar nuestro país de estos nuevos colonizadores”.

En un comentario a su post de denuncia, la escritora también dijo que “ahora [a La Prensa] la acusan de lavado de dinero e inician una investigación para cerrarla. Con la manera en que han actuado, sabemos de qué se trata. Van contra todos los que opinamos diferente. Siguen refiriéndose a las protestas de abril de 2018 como un golpe, y llaman a quien les parece 'golpista'”.

La crisis social y política que vive Nicaragua desde abril del 2018, se agrava en la recta final hacia las elecciones del 7 de noviembre, en las que Daniel Ortega pretende comenzar su cuarto mandato presidencial consecutivo, y el segundo junto con su esposa Rosario Murillo de vicepresidenta.

Para allanar el camino, el aliado de otros regímenes autoritarios de la región como los de Cuba y Venezuela, confinó a los principales candidatos de oposición y ahora da una estocada al periódico de mayor circulación nacional.

José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, calificó la ocupación policial de “asalto” y pidió “una firme condena internacional frente a este nuevo abuso de la dictadura Ortega-Murillo”.