EEUU compra 500 millones de vacunas para donar al mundo

Biden planea anunciar su plan de ayuda al planeta en la reunión del G7 que tendrá lugar en Gran Bretaña este viernes. Las naciones esperan un mayor compromiso de la primera potencia en la lucha contra la pandemia.
Vacuna-Covid
 

Reproduce este artículo

El gobierno de Joe Biden comprará 500 millones de dosis de vacunas Pfizer contra el coronavirus para donar al mundo y planea anunciar esta semana un plan de distribución a nivel global.

Según dijeron fuentes oficiales a The Washington Post, el gobierno de Estados Unidos planea anunciar su plan de ayuda al mundo en la reunión del G7 en Gran Bretaña, que comienza este viernes 10 de junio.

La reunión durará tres días en Cornualles, en medio del reclamo de todo el planeta para que la primera potencia mundial juegue un rol más sustancial en el reparto.

En el momento de su partida al Reino Unido para participar de la cumbre de los países más poderosos de la Tierra, el propio Biden dijo a los periodistas al pie del avión que anunciará esta semana su plan estratégico global de vacunación.

La primera potencia del mundo está cerca de alcanzar la tan ansiada inmunidad de rebaño, luego de que el gobierno tomara como prioridad la vacunación de todo el país. La industria farmacéutica local ha producido ya cientos de millones de vacunas.

La Casa Blanca no aclaró cuántas dosis tocarán a cada país, pero aseguró que serán repartidas a través del mecanismo Covax, de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En América Latina, la Casa Blanca enviará vacunas a través de Covax a Brasil, Colombia, Costa Rica, Perú, Ecuador, Paraguay, Bolivia, Guatemala, El Salvador, Honduras, Panamá, Haití, entre otros.

Cuba renunció a ser parte del plan y persiste en hacer sus propias vacunas, de las cuales Soberana 02 y Abdala son las candidatas más prometedoras.

En la isla ya se inmunizan cientos de miles de personas mediante un plan de prueba que despierta dudas sobre la efectividad de los candidatos, pues aún las propias autoridades del país no han dado la autorización oficial ni organismos internacionales.

Se espera que Cuba venda sus vacunas —de ser aprobadas— a países como México, Irán y Surinam.