Demócrata Josh Gottheimer contra la "facción de extrema izquierda" de su partido

Josh Gottheimer, representante demócrata, uno de los nueve demócratas centristas que marcan distancia con la 'facción de extrema izquierda' del Partido Demócrata
Representante demócrata Josh Gottheimer
 

Reproduce este artículo

Josh Gottheimer, es un representante demócrata por el quinto distrito de Nueva Jersey y uno de los nueve demócratas centristas que marcan distancia clara con la facción de extrema izquierda del Partido Demócrata.

El grupo de Gottheimer presiona a la Cámara para aprobar la Ley bipartidista de inversiones y empleos en infraestructura.

Semanas atrás se conoció información acerca de un correo electrónico, criticando a Gottheimer, desde Justice Democrats (correo de recaudación de fondos), que ha respaldado a representantes como Alexandria Ocasio-Cortez de Nueva York y Cori Bush de Missouri.

“En este momento está siendo celebrado por los peores del establishment político por liderar un esfuerzo para bloquear nuevas inversiones en cuidado infantil, licencia familiar pagada, Medicare y luchar contra la crisis climática”, indicaba el correo electrónico.

Por su parte, el grupo ambientalista progresista Evergreen Action también habría mostrado su molestia con los centristas demócratas, mencionando incluso a Gottheimer.

“Los nueve demócratas que amenazan con descarrilar la resolución presupuestaria no pueden llamarse demócratas de Biden mientras bloquean la agenda del presidente Biden”, dijo el director ejecutivo de ese grupo, Jamal Raad, en un comunicado.

Josh Gottheimer es un ex redactor de discursos del presidente Bill Clinton y asesor de campaña presidencial de John Kerry en 2004 y de Hillary Clinton en 2008. Su currículum incluye títulos de la Universidad de Pensilvania y de la Facultad de Derecho de Harvard.

Hizo una larga trayectoria en la política demócrata antes de ganar su escaño en el Congreso por el norte de Nueva Jersey en 2016.

Ha sido cuestionado por ser “el demócrata más conservador de la Cámara”, según la clasificación ideológica de GovTrack.

El representante Gottheimer ha mostrado desacuerdo con sus compañeros de partido.

Entre tanto, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, habría tenido algunas actuaciones que fueron interpretadas como complacientes con el ala de extrema izquierda de su partido y que han sabido causar molestia a los centristas.

Pelosi, quien dijo estar comprometida con el proyecto de ley de infraestructura bipartidista, indicó la intención de esperar, para tratar ese proyecto junto con el plan de reconciliación del presidente Biden por $ 3.5 billones.

Los progresistas buscan que se apruebe primero el amplio proyecto de ley de reconciliación presupuestaria que incluye billones en programas de gasto social, comprometiéndose a votar en contra del proyecto de infraestructura hasta que el proyecto de reconciliación reciba una votación en el Senado.

Sin embargo, Gottheimer dirigió, hace unas semanas, una carta a un grupo de nueve centristas rechazando un plan dual, diciendo que "no considerarán votar por una resolución presupuestaria hasta que la Ley bipartidista de Inversión en Infraestructura y Empleos sea aprobada por la Cámara y sea promulgada como ley".

Los nueve demócratas reiteraron su posición y la tensión con Pelosi se mantuvo.

Esta semana el representante Josh Gottheimer nuevamente apuntó a la extrema izquierda de su partido que trata de bloquear el paso al proyecto de infraestructura de $ 1.2 billones de dólares e invitó a los liberales a apostar por esta iniciativa.

“No debemos permitir que una facción de la extrema izquierda acabe con un proyecto de ley de infraestructura histórica que ayudará a crear dos millones de puestos de trabajo al año”, indicó en un comunicado de prensa.

Gottheimer dijo que siempre apoyará el sentido común: “Siempre voy a luchar por Jersey y las ideas de sentido común”. Y dio vía libre a sus detractores para atacarlo: “quieren dispararme, háganlo”.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, quien prometió a Gotthheimer y a otros centristas demócratas de la Cámara que se votaría el proyecto de ley de infraestructura, lo retrasó después de que quedó claro que no tendría los votos para aprobarse.

Por su parte, Gottheimer reiteró que apoya la propuesta de reconciliación, incluidas las disposiciones para implementar el pre kínder universal, y dijo que espera que se restablezca la deducción fiscal estatal y local (o SALT) eliminada durante la administración Trump.