Tecnología nuclear para cultivar clarias y camarones. ¿Para quién serán los camarones?
Si bien el nuevo proyecto puede favorecer la cría de clarias, nos es peregrino pensar que su principal objetivo es el cultivo de camarones, renglón que oxigena en alguna medida la maltrecha economía del régimen
Régimen busca hacer uso de tecnología nuclear para cultivar clarias y camarones
 

Reproduce este artículo

Una publicación de la Red de Comunicadores Nucleares (Recnuc) informa que el Centro de Investigaciones Pesqueras (CIP) y el Centro de Estudios Ambientales de Cienfuegos (CEAC) sostuvieron un encuentro para abordar el alcance de un proyecto que propone desarrollar capacidades y fomentar el intercambio de conocimientos y experiencias regionales sobre la "Aplicación de técnicas radio analíticas y complementarias para vigilar la presencia de contaminantes en la acuicultura (ARCAL-5079)".

Recientemente el CIP presentó el mencionado proyecto regional que propone desarrollar capacidades e intercambiar conocimientos y experiencias regionales. Según explicó el máster Yoelvis Bolaños Álvarez, investigador agregado del CEAC, el ARCAL-5079 "podrá concretarse mediante misiones de expertos, cooperación técnica para beneficiar la calidad de los alimentos y el cuidado del ambiente, que lleven a generar programas mejorados con vistas a la determinación de niveles y patrones de distribución de contaminantes en la producción y productos de la acuicultura, así como la  implementación de protocolos para buenas prácticas".

Por su parte, la Red de Comunicadores Nucleares destacó que se pretende crear un grupo de trabajo nacional que aborde las salidas de este proyecto, del cual el CIP forma parte en representación de Cuba, "y en el que participan instituciones como el CEAC, la Empresa del Cultivo del Camarón (ECCAM), el Grupo Empresarial de la Industria Alimentaria, entre otras posibles", según un artículo publicado el pasado 5 de agosto en el diario oficialista Tribuna de La Habana.

El ARCAL-5079 tiene entre sus objetivos contribuir a la preparación del personal en las técnicas analíticas para la cuantificación de contaminantes en las aguas para procesos, y de residuales relacionados con el cultivo del camarón en Cuba, pero, ¿para quién serán los camarones? Por supuesto que para el pueblo cubano no. Recordemos que la producción de ese marisco en el país es destinada al mercado internacional o al sector del turismo. Para los cubanos lo que hay es claria, o mejor dicho, croquetas de claria.

El texto de Tribuna de La Habana precisa que con el ARCAL-5079 se buscará generar resultados "como parte de la investigación que contribuirán a la solución de los problemas identificados".

Para el mes de septiembre el grupo de trabajo tiene previsto definir el cronograma de trabajo para los próximos dos años, "ocasión oportuna para presentar el potencial de las técnicas isotópicas en el estudio y mejoramiento de la calidad de agua en la acuicultura".