Un barril lleno de marihuana toca tierra en uno de los cayos de la Florida

Un barril de plástico con "cinco grandes bolsas de marihuana" fue descubierto en el agua cerca de la costa de Marathon, en el sur de la Florida, este jueves.
Barril de marihuana incautado por las autoridades del condado Monroe
 

Reproduce este artículo

Un barril de plástico con cinco "grandes bolsas de marihuana" recaló el jueves en los Cayos de Florida, reportó el canal de televisión local 5 WPTV.

Adam Linhardt, el portavoz de la Oficina del Sheriff del condado de Monroe, al que pertenecen los cayos de la Florida, confirmó que se encontraron "cinco grandes bolsas plásticas de marihuana" dentro del barril, que fue descubierto en el agua cerca de la costa en Marathon.

En total, había alrededor de 90 libras de marihuana dentro del barril, especificó Linhardt.

Por su parte, las autoridades locales notificaron a la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos, que confiscó la marihuana.

Esta no es la primera vez que un paquete de marihuana recala en la Florida. En septiembre de 2018 alrededor de 100 libras de la droga tocaron tierra en la costa atlántica de la península.

En ese momento, las autoridades aseguraron que los paquetes de marihuana habían estado llegando a tierra durante varios días en los condados de Volusia, Flagler y St. John, en la parte centro-norte de la costa atlántica de la península.

Al menos un hombre fue arrestado por tratar de tomar la droga, aseguraron los oficiales a cargo de la investigación.

A finales de abril de este año, un tribunal federal estadounidense acusó a un hombre de Michigan por lavado de dinero y conspiración para poseer cocaína, con la intención de distribuirla en la Florida.

Según un comunicado de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), de Estados Unidos, Edgardo Serrano, de 51 años y residente en New Boston, Michigan, fue acusado el 24 de abril de 2020 por el juez federal de distrito Ignacio Torteva III.

 

Se explica que el 17 de abril la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional y la Administración de Control de Drogas de los Estados Unidos (DEA) hicieron una redada en un taller mecánico en Hidalgo, Texas, que permitió descubrir e incautar una carga de cocaína equivalente a unos 1,7 millones de dólares. La droga estaba escondida en un tractor comercial y la investigación reveló que era Serrano quien había estado conduciendo dicho vehículo.

Tras el hallazgo, según documentos judiciales, la HSI presentó la denuncia penal contra el acusado el 18 de abril. Esa agencia alega que Serrano estaba en el Valle del Río Grande para recoger una carga de zanahorias, pero "parecía ser una tapadera de lo que era un cargamento de cocaína destinado a Florida... El dinero oculto supuestamente fue el producto de las ventas ilegales de narcóticos en Florida", precisa el comunicado.

De ser hallado culpable por los cargos que se le imputan, tras el debido proceso penal, el acusado enfrenta una pena de cadena perpetua en una prisión federal y una posible multa de 10 millones de dólares. Estas sentencias podrían ser menores si el implicado pacta con la Fiscalía y colabora con la investigación.