Trabajadores de hospital de Miami se ponen de rodillas por la igualdad racial
Más de 100 médicos, enfermeras y otros trabajadores de la salud se arrodillaron frente al Hospital Jackson Memorial, para protestar por la muerte de George Floyd
Protesta de los trabajadores del Jackson Memorial
 

Reproduce este artículo

Más de 100 médicos, enfermeras y otros trabajadores de la salud se arrodillaron frente al Hospital Jackson Memorial el jueves por la tarde, uniéndose a las manifestaciones nacionales contra la injusticia racial.

La manifestación en Jackson tuvo lugar justo después del mediodía frente al Hospital de Niños Holtz, y el grupo permaneció arrodillado en silencio durante 8 minutos y 46 segundos para reflejar el momento en que George Floyd fue arrojado al suelo por un oficial de policía de Minneapolis que se arrodilló sobre su cuello.

Los trabajadores del hospital tenían carteles que decían “Black Lives Matter” y “I Can't Breathe” en referencia a las últimas palabras de Floyd.

“La parte más difícil para mí fue darme cuenta de las emociones encubiertas que tal vez no he estado ocultando, pero que simplemente no sabía durante los últimos días”, dijo la enfermera Rochelle Bradley. 

“Si la vía aérea de mi paciente se ve comprometida, ya sea por una reacción o cualquier otra cosa, incluso por una fracción de segundo, se nos dice que actuemos de inmediato. Así que ver a George Floyd en el suelo con la rodilla en su cuello durante 9 minutos realmente me molestó como enfermera”, agregó.

El Dr. Armen Henderson de la Universidad de Miami compartió su propia experiencia, diciendo que fue arrestado injustamente por la policía de Miami en abril mientras se dirigía a ayudar a alimentar a las personas sin hogar.

Lo liberaron y ahora está usando la historia para subrayar por qué se necesita un cambio. “Realmente estamos tratando de llamar la atención sobre lo que está sucediendo y lograr algunos cambios reales”, dijo Henderson, “y estoy feliz de haber podido contar mi historia”.

La demostración completa duró aproximadamente una hora, después de la cual muchos de los trabajadores del hospital volvieron a entrar para continuar tratando a sus pacientes.

La muerte George Floyd ha generado una profunda indignación en la comunidad afroamericana. El hombre de 46 años falleció justo después de ser detenido por la policía, que sospechaba que había querido falsificar un billete de 20 dólares.


Durante la intervención, un oficial lo mantuvo en el suelo presionándole el cuello con su rodilla. “No puedo respirar”, se le escucha decir a Floyd en un video que se volvió viral. Tras quedar inmóvil, el hombre fue trasladado a un hospital, donde declararon su muerte.

La muerte de Floyd sacudió a Minneapolis. Decenas de ciudades en toda la Unión se unieron a las protestas, en las que hubo tanto manifestaciones pacíficas contra el racismo como disturbios y saqueos. 

El presidente Donald Trump amenazó con utilizar la fuerza para acabar con la violencia, mientras que otros líderes políticos del país, como Barack Obama y George W. Bush pidieron una respuesta moderada a las manifestaciones.