Sapos venenosos invaden suroeste de Florida
A esta especie se le conoce como sapo neotropical, marino, de caña o incluso sapo gigante. Puede matar a algunos animales y poner en apuro a los humanos
Sapo gigante tóxico. Foto: AFP
 

Reproduce este artículo

Una peligrosa especie de sapo tóxico está invadiendo el suroeste de la Florida durante esta temporada de lluvias y son potencialmente mortales para las mascotas, informan medios locales.

Son varias las características de esta especie, entre ellas que regularmente habita en lugares húmedos y además se reproducen exponencialmente. Lo más peligroso es que son letales para los animales domésticos.

El Departamento de Conservación y Vida Silvestre de Florida, había explicado en una alerta anterior que se trata de los sapos bufo, también conocidos como sapos invasores de caña; una verdadera amenaza para la vida silvestre del estado, por lo que es necesario tomar varias precauciones. Por estos días, con las fuertes lluvias, los invasores están multiplicados y se han colado en las viviendas.

Otros nombres por los que se conoce son: sapo neotropical, marino o incluso sapo gigante. La peligrosidad de este anfibio se debe a que posee glándulas venenosas que son mortales para la mayoría de los animales.

“Tiene veneno por toda su piel, a cada lado de la cabeza, e incluso en sus patas, entonces si una mascota e incluso un niño pequeño tiene contacto con ellos, es increíblemente peligroso. A las mascotas puede matarlas en 15 minutos”, dice Telemundo 51 el experto Chris Bowland.

Ante la alarmante propagación de la especie, exterminadores profesionales están a tope, tratando de eliminar la sobrepoblación de estos peligrosos anfibios.

“En promedio estamos capturando unos 300 sapos cada noche. Los números son astronómicos esta temporada, y lo que está sucediendo es que cada año empeora”, afirma Jimmy Núñez, propietario de la compañía Antimidators.

Este anfibio es considerado un depredador. Cada sapo hembra puede poner hasta 30 mil huevos de una sola vez y lo hacen en caños, estanques o lagunas.

“Cuando llegan a un área buscan eliminar a las pequeñas especies nativas, hemos encontrado hasta pequeños ratones en sus estómagos”, asegura Jimmy Núñez al medio local.

Los exterminadores dicen que es importante mantener secos los alrededores del hogar. Además, si una persona encuentra esta especie invasora, no debe intentar atraparla, y sí llamar de inmediato a control de animales.

Los sapos de caña secretan una sustancia lechosa y tóxica llamada bufotoxina, que es mortal para gatos y perros si muerden, huelen o lamen a los anfibios. El veneno también es peligroso para los humanos, por lo que se debe usar guantes y equipo de protección al deshacerse de ellos.

 

¿Qué hacer si su mascota entra en contacto con un sapo de caña?

Cuando su mascota entra en contacto con un sapo de caña puede presentar un comportamiento frenético o desorientado, encías de color rojo ladrillo, convulsiones y formación de espuma en la boca.

Si ve alguno de los síntomas, siga estos pasos y actúe rápidamente:

  • Lave las toxinas de la boca de su mascota con una manguera durante 10 minutos con cuidado de no dirigir el agua hacia la garganta.
  • Luego, limpie las encías y la lengua con una toalla para eliminar las toxinas.
  • Lleve a su mascota al veterinario lo antes posible.