Se busca financiación para salvar la Torre de la Libertad de Miami

La idea es conseguir recursos estatales para la reconstrucción de la Torre de la Libertad, situada en el downtown de Miami, y evitar así el colapso de la icónica estructura
Torre de la Libertad, situada en el downtown de Miami
 

Reproduce este artículo

Marcell Felipe, abogado, activista por los derechos humanos en Cuba y presidente de la Fundación Inspira América (FIA), junto a otras figuras, busca financiación para salvar la Torre de la Libertad de Miami.

El activista explicó a Diario Las Américas que, aunque la estructura está próxima a cumplir un siglo y “no corre riesgo en este momento”, hay expertos que “no descartan que pueda ocurrirle lo mismo que le pasó al edificio de Surfside, si no se hacen algunas reparaciones a tiempo”.

Las “obras estructurales” tendrían un costo cercano a los 24 millones de dólares, pero el Miami Dade College, que administra la torre, “no tiene presupuesto para realizar esos trabajos”, explicó el abogado a ese medio.

La Torre de la Libertad o Freedom Tower fue construida en 1925, albergó al desaparecido periódico The Miami News y, también, tuvo un papel protagónico en los años 1960, cuando comenzaron a arribar a Miami los primeros grupos de exiliados cubanos que huían de la dictadura castrista.

“En ese lugar, recibían ayudas de alimentos, orientación y realizaban trámites migratorios”. La edificación figura en el Registro Nacional de Lugares Históricos desde 1979, contextualizó el diario.

La construcción es considerada un símbolo de la libertad y ha sido escenario y punto de encuentro para la celebración de movilizaciones sociales que reclaman la democracia en países latinoamericanos actualmente bajo sistemas dictatoriales y regímenes de corte totalitario.

Esta iniciativa es apoyada por la vicegobernadora de Florida, Jeanette Núñez, el cantautor Amaury Gutiérrez, las cantantes Lena y Malena Burke, el director de cine Lilo Vilaplana y el senador estatal republicano Manny Díaz Jr.

De hecho, la oficina del senador Díaz ya tramita en Tallahassee una partida presupuestaria inicial valorada “entre 7 y 10 millones de dólares” del presupuesto de la Florida.

“No es todo, es para empezar este proyecto que puede tener dos o tres fases, y con esto comenzaría a verse convertido en realidad el sueño de Jorge Mas Canosa”, explicó el legislador al diario citado.

Tanto Felipe como Díaz han sido partidarios de crear un “museo del exilio cubano” que también represente a otras comunidades emigradas en el sur de la Florida, como lo había planteado el empresario y activista cubano Jorge Más Canosa.

“Será una gran atracción por su ubicación; no es solo restaurar la torre, sino mostrar la historia de los cubanos y la de mucha gente de otras nacionalidades”, indicó el senador.

La apertura del museo en esa edificación “sería muy rentable” y permitiría contar con los recursos económicos para su mantenimiento permanente, observó Felipe.

Tags