Políticos cubano-americanos responden a declaraciones de Bernie Sanders
Los senadores Ted Cruz y Marco Rubio protestaron por las declaraciones de Sanders. Según dieron a entender, el congresista demócrata no tiene ideas claras sobre la realidad del régimen cubano
 

Reproduce este artículo

Varios congresistas cubano-americanos, como buena parte de la comunidad exiliada en Estados Unidos, protestaron por las declaraciones del senador demócrata Bernie Sanders sobre el régimen cubano y Fidel Castro.

“Realmente hace la diferencia cuando esos que matas en los pelotones de fusilamiento pueden leer y escribir”, dijo el senador Ted Cruz en tono sarcástico sobre la defensa de Sanders del programa de alfabetización ideado por la dictadura en los años 60.


Por su parte, el senador Marco Rubio, un poco más formal, dijo que el pueblo cubano no sale a las calles en son de protesta contra el castrismo porque el régimen encarcela, asesina o exilia a los luchadores por la libertad, no porque eduque a los cubanos y les dé un sistema de salud.

En una entrevista transmitida el domingo, Sanders hizo una defensa parcial de la revolución cubana, afirmando que “es injusto decir simplemente que todo está mal” sobre la forma en que el fallecido líder gobernó el país.


“Estamos muy en contra de la naturaleza autoritaria de Cuba, pero es injusto decir simplemente que todo está mal”, dijo Sanders en “60 Minutes” de CBS en una entrevista transmitida el domingo. “Cuando Fidel Castro llegó al cargo, ¿sabes lo que hizo? Tenía un programa de alfabetización masiva. ¿Es algo malo? ¿Aunque Fidel Castro lo haya hecho?”.

Los comentarios, que podrían alejar a algunos demócratas moderados mientras Sanders persigue la candidatura de su partido en las primarias, fueron respuesta a una pregunta sobre declaraciones suyas de hace 30 años, cuando dijo que el pueblo cubano no se levantó contra Castro a causa de la educación y sanidad.


Cuando su anfitrión Anderson Cooper señaló la notable cantidad de disidentes encarcelados en Cuba, Sanders respondió: “Es cierto. Y lo condenamos”.

Sanders, un socialista demócrata, como se describe a sí mismo, se ha reforzado como el favorito para competir por la candidatura presidencial demócrata después de conseguir la victoria en las asambleas partidarias de Nevada el sábado.