Policía busca al presunto agresor sexual de una niña en Florida

La Oficina del Sheriff del condado de Collier, Florida ha pedido ayuda a la comunidad para localizar a un hombre identificado como Roberto López, de 40 años, sospechoso de maltratar sexualmente a una menor de edad cuya identidad y edad específica fueron reveladas.  

De acuerdo con la publicación en Facebook del Departamento de Policía, un juez aprobó en la mañana del jueves una orden de arresto contra el hombre, acusado de maltratar sexualmente a una persona de 12 años o menos.

La nota pide además no publicar información “de identificación sobre el niño en esta publicación (…) Esto incluye especular sobre su edad”, con el objetivo de proteger la identidad de la víctima.

También precisan que López, de Immokalee, “tiene varios alias”. Entre ellos mencionaron: Rigoberto López Velasquez; Marco Velásquez; Mario Velásquez; Marcos Vasquez Perez; Marcos Velásquez; Rigoberto López; Pascual López García; Marcos Vásquez Pérez y Marcos Pérez Vásquez.

Los investigadores creen que la agresión ocurrió este lunes, y aseguran estar trabajando “con agencias estatales y federales”. La Oficina del Sheriff del Condado de Collier pide a cualquier ciudadano con información útil comunicarse con las autoridades a través del teléfono 239-252-9300.

La menor agredida fue llevada a un hospital por lesiones que su familia atribuyó primero a una caída, pero “los profesionales médicos que examinaron a la víctima contactaron a los agentes cuando sospecharon de un delito de naturaleza sexual”, agrega el comunicado.

Actualmente la víctima “está segura y bajo la custodia del Departamento de Niños y Familias de Florida”, concluye la nota.



El abuso o maltrato sexual contra menores, se considera una forma de abuso infantil en la que una persona usa a un niño para la estimulación sexual. Estas formas incluyen participar en actividades sexuales con el menor, la exposición indecente, durante el aseo infantil, y usar al menor para producir pornografía infantil.

Estos abusos pueden ocurrir en escuelas, casas privadas o centros laborales, y sus víctimas pueden sufrir, además de daños físicos, efectos psicológicos como la depresión, trastorno de estrés postraumático, y ansiedad.

 

 

Además, los niños y niñas víctimas de maltrato sexual tienen una mayor propensión a resultar víctimas de abusos durante la edad adulta, según los expertos. Asimismo, un alto porcentaje de los casos de abusos sexuales ocurren en el entorno más cercano a los menores, y son protagonizados por conocidos, amigos o miembros de las familias.

En agosto último, una nota de la prensa oficial cubana reconoció el aumento “el delito de abusos lascivos” en la ciudad de Sancti Spíritus.

El material publicado por el semanario Escambray, ofreció algunos datos que ilustran el fenómeno en esa localidad del centro de la Isla: “el 83 por ciento de los autores no poseen antecedentes penales y son personas con buena conducta social”.

Cerca del 28 % de las víctimas “son hijastras de sus abusadores, y el 22 %, hijas de vecinos con los cuales mediaban relaciones casi de familia”.

El rotativo reveló además que el 72 % de las víctimas resultaron ser menores de 12 años, y “el 66, 6 % de los autores eran solteros; el 50 % mayores de 50 años”, aunque se señala también la presencia “no despreciable” de abusadores de entre 30 y 50 años.