Negocios en Hialeah: pocos clientes en la reapertura económica de la ciudad
Poca es la afluencia de clientes en los negocios que abrieron en la ciudad de Hialeah, en la primera fase de reapertura del Condado de Miami Dade, al sur de la Florida
Negocios en Hialeah: pocos clientes en la reapertura económica de la ciudad
 

Reproduce este artículo

Poca es la afluencia de clientes en los negocios que abrieron en la ciudad de Hialeah, en la primera fase de reapertura del Condado de Miami Dade, al sur de la Florida.

Los propietarios aún guardan esperanzas de la que la situación se normalice con el paso de los días. Tras dos meses de cierre la apertura será paulatina y aún las restricciones limitan el radio de acción de los negocios.

En esta primera fase pueden prestar servicios las tiendas, centros comerciales, salones de belleza, barberías y parques, todos ellos con un 25 por ciento de su capacidad. Se espera que la semana próxima lo hagan los restaurantes, pero también limitados a un 50 por ciento.

Entre los propietarios que ofrecieron declaraciones a Telemundo está José Rodríguez, gerente de la barbería Havana. En realidad, bastante slow, bastante suave, esperaba más volumen de gente (…) antes de la cuarentena 70 personas al día, hoy yo diría 9, 12 personas” dijo Rodríguez, quien tenía unas espectativas diferentes de su retorno al trabajo.

También Miguel Peña, dueño del restaurante La Bodeguita 1 explicó que los negocios ahora deben cumplir con muchas directivas y que se necesita cumplir las reglas estipuladas por la ciudad. 

El alcalde de la Hialeah, Carlos Hernández se mostró esperanzado con la inclusión de Miami Dade, donde está enclavada su ciudad, en el plan de reapertura del estado del sol. “Si todos hacemos lo que tenemos que hacer, pronto podremos ir a la segunda y la tercera fase, y no es muy difícil, máscaras, mantener las manos limpias y mantener la distancia social” expresó.
Los negocios deberán cumplir con el aislamiento social en sus dependencias y todo el personal está obligado a usar cubre bocas. Con el objetivo de frenar la propagación del coronavirus la ciudad de Hialeah impuso el empleo obligatorio de mascarillas. Las multas para quienes violen esta disposición asciende hasta 100 dólares.

En Hialeah algunos propietarios de pequeñas empresas cobraron la ayuda que les ofreció la ciudad en un cheque de cinco mil dólares, aunque este subsidio no cubre todas las pérdidas que ha provocado la llegada de la COVID-19 en los negocios más afectados. Por su lado, Hialeah Gardens entregará entre mil y 100 dólares a los negocios que ganen un sorteo.

Para los propietarios cuyos negocios estén sufriendo mayores pérdidas el cantante Pitbull, junto a Jeff Hoffman de Red global de Emprendurismo, abrió un Centro para Pequeñas Empresas Hispanas. Esta iniciativa podría donar hasta 10 mil dólares a quienes cumplan con los requisitos.

Carlos Giménez, alcalde de Miami-Dade reveló la semana pasada que los negocios podrían abrir a partir del 18 de mayo. Informó que en esta etapa inicial no abrirán ni piscinas, playas, bares, clubes y gimnasios.