Investigan muerte de médico tras recibir la vacuna contra el COVID-19

La muerte del Dr. Michael está siendo relacionada con la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer, sin embargo continúa en investigación
Dr. Gregory Michael, ginecólogo del Hospital Mount Sinai
 

Reproduce este artículo

La oficina del médico forense del condado Miami-Dade se encuentra investigando la muerte del ginecólogo Gregory Michael, quien falleció dos semanas después de recibir la vacuna contra el COVID-19.

Michael, de 56 años, recibió una dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech el pasado 18 de diciembre y murió entre el 3 y 4 de enero, confirmó Darren Caprara, director de operaciones de la oficina del médico forense.

La investigación continúa abierta; sin embargo, la oficina del forense no relacionó por completo de forma definitiva su muerte con la vacuna administrada.

Heidi Neckelmann, esposa de Michael, contó por medio de un mensaje de Facebook que tres días después de recibir la dosis, a su esposo le aparecieron manchas rojas en sus pies y manos, lo que lo llevó a la sala de urgencias del Hospital Mount Sinai de Miami Beach.

Diagnóstico de Michael

En el hospital le detectaron las plaquetas extremadamente bajas y fue ingresado con un diagnóstico de trombocitopenia aguda (ITP, por sus siglas en inglés) “a causa de una reacción a la vacuna”, según Neckeelmann.

“Un equipo de médicos expertos intentó durante dos semanas aumentar su nivel de plaquetas sin éxito. Expertos de todo el país participaron en su cuidado. No importa lo que hicieron, el nivel de plaquetas se negó a aumentar”, continuó la esposa.

Agregó que, durante esas dos semanas Michael estuvo consciente y enérgico, hasta que dos días antes de una cirugía de último recurso, sufrió un derrame cerebral hemorrágico “que le quitó la vida en cuestión de minutos”.

La forma y causa de la muerte “está pendiente”, confirmó Verónica Melton-Lamar, coordinadora de registros médicos de la oficina forense de Miami-Dade.

Investigación abierta sobre la muerte de Michael

Durante las próximas semanas, la oficina del médico forense del condado trabajará en conjunto con el Departamento de Salud de Florida y los gubernamentales Centros Para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) para determinar la causa de la muerte.

Los CDC han comunicado que tienen conocimiento “de la muerte reportada en Florida de un individuo que recibió la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el COVID-19 unas dos semanas antes de fallecer”.

“Estamos investigando activamente este caso, pero no creemos en este momento que haya una conexión directa con la vacuna”, dijo la farmacéutica Pfizer en un comunicado.

“Es un caso clínico muy inusual de trombocitopenia grave, una condición que disminuye la capacidad del cuerpo para coagular la sangre y detener la hemorragia interna”, agregaron.

Más de 5 millones de personas en Estados Unidos han recibido al menos una dosis de la vacuna contra el COVID-19 y no se han visto “preocupantes reacciones graves más allá de los 29 casos de reacciones alérgicas graves”, dijeron funcionarios de los CDC.