Mario Díaz-Balart solicita al Congreso apoyo para activistas pro democracia en Cuba

El representante cubanoamericano Mario Díaz-Balart se dirigió este miércoles 9 de diciembre a los miembros del Congreso de EEUU para solicitar apoyo “a los valientes activistas a favor de la democracia en Cuba, que están arriesgando sus vidas en este mismo momento"
El legislador cubanoamericano Mario Díaz-Balart. REUTERS/Yuri Gripas
 

Reproduce este artículo

El representante cubanoamericano Mario Díaz-Balart (R-FL) se dirigió este miércoles 9 de diciembre a los miembros del Congreso de EEUU para solicitar apoyo “a los valientes activistas a favor de la democracia en Cuba, que están arriesgando sus vidas en este mismo momento", y pidió a los legisladores unirse a ellos "en sus demandas de libertad".

Durante su comparecencia, ante el pleno del Congreso, Díaz-Balart inició su intervención con estas palabras: “Señora Presidenta, me pongo en pie para llamar la atención sobre las valientes acciones de los líderes prodemocráticos en Cuba”.

Acto seguido, dio paso a narrar “la brutal represión que han enfrentado como resultado de sus demandas por libertad”. Denunció el acoso, tanto físico como mediático, que padecen los activistas y quienes demuestren apoyo y solidaridad para con ellos en la isla.

 

En su discurso, Díaz-Balart llamó la atención de los miembros del Congreso norteamericano sobre las “peligrosas” actividades realizadas por los jóvenes del Movimiento San Isidro durante las jornadas de protestas por la arbitraria detención y posterior encausamiento de uno de sus miembros, el rapero Denis Solís.

“Sus protestas incluyeron” señaló con ironía Díaz-Balart, “actividades ‘peligrosas’ como lecturas de poesía y sentadas. Y, como resultado, estos jóvenes raperos, artistas y escritores, se han enfrentado a detenciones arbitrarias, acoso, abusos. Algunos permanecen en prisión y muchos de estos activistas iniciaron una huelga de hambre”, dijo el congresista republicano.

 

Díaz-Balart también hace referencia al crecimiento dentro de la población de la isla de los movimientos a favor de la democracia, ya sea como opositores o como miembros activos de la sociedad civil: “Madres, científicos y muchos otros se han sumado a sus llamados a la libertad y la liberación de los presos políticos”, apuntó, refiriéndose a la solidaridad con el Movimiento San Isidro.

Al finalizar su intervención, Díaz-Balart felicitó al presidente de EEUU, Donald J. Trump, y a su administración, “por su solidaridad con el pueblo cubano al imponer duras sanciones contra la dictadura cubana".

 

Nota publicada originalmente en Radio Televisión Martí