Trump abre oficina en Florida para continuar con su agenda
Donald Trump abrió una oficina en Florida que se encargará de sus deberes como expresidente de Estados Unidos y que busca impulsar la agenda de su administración a través del activismo público.
Trump abre "la oficina del expresidente"
 

Reproduce este artículo

El expresidente de EE.UU. Donald Trump abrió este lunes una oficina que será responsable de sus declaraciones públicas y estará ubicada en Palm Beach (Florida), ciudad en la que reside desde el pasado 20 de enero tras acabar su mandato.

"Hoy, el presidente 45 de Estados Unidos, Donald J. Trump, inauguró formalmente la Oficina del expresidente", señaló un escueto comunicado de esa nueva dependencia.

Precisó que esta nueva oficina será responsable de administrar la correspondencia, las declaraciones públicas, las apariciones y las actividades oficiales "del presidente Trump".

La idea es "promover los intereses de Estados Unidos y continuar con la agenda de la Administración Trump a través de la promoción, la organización y el activismo público", subraya.
 

El anuncio se produjo el mismo día en que la Cámara de Representantes entregó al Senado un artículo en el que acusan a Trump de incitar a sus partidarios a asaltar contra el Capitolio el 6 de enero. Se espera que el juicio del Senado comience el 6 de febrero.

"Siempre será un defensor del pueblo estadounidense", señaló hoy el primer comunicado de la oficina de Trump, quien llegó el miércoles pasado a radicarse en su club minutos antes de que el demócrata Joe Biden asumiera la Presidencia en una ceremonia en Washington, a la que se rehusó a asistir.

En declaraciones de despedida en su último día como presidente, Trump dijo a sus partidarios: "Volveremos de alguna forma". Antes de dejar el cargo, el expresidente habló con sus asociados sobre la formación de un partido político llamado "Partido Patriota", informó el Wall Street Journal.

Antes de dejar el cargo, siguió impugnaciones legales infructuosas para revocar su derrota electoral del 3 de noviembre ante el demócrata Joe Biden, alegando falsamente que había habido un fraude electoral generalizado.