Desmantelan banda que robaba cableado de AT&T en Miami Dade

Una banda de ladrones de origen hispano enfrentan una fianza de 10,000 dólares luego de ser capturados mientras robaban cables de AT&T.
Cae banda que robaba cableado AT&T en Miami
 

Reproduce este artículo

Cinco personas fueron arrestadas este domingo por las autoridades de Miami Dade (Florida, EEUU) acusadas de robar cables de AT&T que luego eran vendidos en el mercado negro en unos $ 30,000 dólares, informaron medios locales.

Los acusados identificados como Iván Pérez García, de 55 años, Eric González Pando, de 24, Francisco Alberto Gutiérrez, de 50, Yordán Ramírez, de 41, y Ermes González Pando, de 43, conformaban una banda que realizaba un plan de robo en una calle de Homestead durante la madrugada del domingo.

Estos sujetos vestían con overoles que los hacía parecer una cuadrilla de trabajadores de AT&T, y durante la madrugada del 28 de febrero, usaban camiones similares a los de la empresa, para sustraer los cables de cobre que conducen el Internet y la televisión a miles de hogares, dejándolos sin servicio.

Según la policía, se encontraron 50 pedazos de cable de cobre cubierto con cinta adhesiva negra que podría costar unos $10,000 si se vende legalmente, pero hasta $30,000 si se vende en el mercado negro.

 

Cae banda que robaba cableado AT&T en Miami

Cae banda que robaba cableado AT&T en Miami

La policía de Miami Dade ya tenía una alerta de que esto estaba ocurriendo y un patrullero los descubrió con las manos en la masa. Tras identificarlos, el oficial pidió refuerzos a otras unidades para proceder a la detención de los sospechosos.

Los hombres ahora enfrentan serios cargos. Según las autoridades dos de ellos ya habían sido arrestados con anterioridad por la policía de Miami-Dade por hacer lo mismo en otras ocasiones.

Ramírez, que también fue acusado de estar en posesión de un arma oculta, salió en libertad bajo una fianza de $15,000 tras haber sido acusado de los mismos cargos en agosto del 2020.

De acuerdo con la policía de Homestead, gracias a un robo anterior de cable de cobre, se pudo saber cómo funcionaba la operación:

Los ladrones cortaban el cable de cobre, luego lo forraban para de este modo esconder cualquier daño a AT&T. Luego de esperar algunos días para asegurarse de que su plan funcionaba, llegaban al lugar vestidos con uniforme de trabajadores de obras públicas de AT&T, como cascos de construcción y chalecos de tráfico, y listos con vehículos y equipos para llevarse los cables.