Biden detrás del voto cubanoamericano en la decisiva Florida

Es un Estado históricamente fundamental para las elecciones de Estado Unidos, en 2016 el presidente Trump ganó el voto popular por sólo 1.2 puntos porcentuales.
Seguidores demócratas fueron registrados este lunes al apoyar a su candidato presidencial, Joe Bidenís, en Miami (Florida, EE.UU.)
 

Reproduce este artículo

Con una visita a los cubanos y haitianos de Miami, el candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, ha dejado claro este lunes 5 de octubre, que cualquier comunidad del estratégico estado de Florida es clave para darle la victoria electoral en 29 días o reelegir al presidente Donald Trump.

Es el segundo viaje de Biden a Florida este año, después de que su campaña cancelara las visitas programadas en marzo antes de las primarias del estado debido a la pandemia de coronavirus, y esperar hasta el 15 de septiembre para llegar a Tampa y Kissimmee, el Sun-Sentinel del sur de Florida

A diferencia de Trump, quien ha estado hospitalizado con COVID-19 desde el viernes, visitó Florida tres veces en el último mes, donde organizó los eventos: Latinos por Trump en Doral el 25 de septiembre, celebró un mitin en Jacksonville el 24 de septiembre y se detuvo en Júpiter el 8 de septiembre.

Biden en su primera aparición de campaña al sur de Florida, donde incluyó además un encuentro comunitario emitido desde Miami por el canal NBC, ha centrado sus promesas entre los hispanos en los temas de salud, empleos, educación, inmigración y, por supuesto, Cuba.

En respuesta a una pregunta de uno de los electores indecisos que participó en el encuentro televisado, el candidato demócrata dejó claro que no tiene nada de "socialista o comunista" como dice la campaña de Trump en Florida para que los cubanos y venezolanos exiliados no voten por él.

"Me preocupa controlar a los Castro del mundo. Me he enfrentado a los Putin del mundo. Me he enfrentado a todos estos dictadores. No he sido acogedor con ellos (...) Soy el tipo que les hizo saber que esto se para aquí. Se detiene conmigo. Se detiene conmigo como presidente", agregó.

También dejó en claro que no está ni ha estado nunca de parte de los manifestantes violentos, y dijo que está convencido de que la inmensa mayoría de los policías hacen bien su trabajo. Hay "manzanas podridas", como en todas las profesiones, señaló Biden, quien afirmó que si llega a la Casa Blanca convocará a todas las partes implicadas para hallar una solución al problema de la violencia.

Florida otorga 29 votos del Colegio Electoral: se necesitan 270 para ganar la presidencia. Es un estado históricamente fundamental para las elecciones de Estado Unidos, en 2016 el presidente Trump ganó el voto popular allí por sólo 1.2 puntos porcentuales.

Biden y su esposa, la Dra. Jill Biden, visitaron el Centro Cultural Little Haiti alrededor de las 2:45 pm del lunes antes de hablar en la Pequeña Habana sobre la forma de "reconstruir una mejor economía para la comunidad hispana y las familias trabajadoras" en su campaña.

"Necesitamos una nueva política hacia Cuba. El enfoque de esta Administración no está funcionando. Cuba no está más cerca de la libertad y la democracia hoy que hace cuatro años", dijo Biden.

El demócrata criticó además la "importante" presencia de Rusia en la isla caribeña y recalcó su historial de lucha a favor de la democracia y los derechos humanos y en contra de "dictadores de derecha y de izquierda".

"El presidente Trump no puede promover la democracia y los derechos humanos del pueblo cubano cuando ha abrazado a tantos autócratas en todo el mundo, empezando por Vladimir Putin (el presidente ruso)", manifestó.

Sienna College Research Institute publicó recientemente una encuesta en la que Biden lidera sobre Trump en Florida, entre un 47% y un 42% respectivamente. Sin embargo, la Encuesta de Cuba de la Universidad Internacional de Florida , el proyecto de investigación de más larga duración que mide la opinión pública cubanoamericana, muestra que Trump lidera sobre Biden, en un 59% contra un 25%.

(Con información de EFE)