María Elvira a Biden: "debe estar listo para apoyar al pueblo cubano"

En una carta dirigida al jefe de Estado, la congresista republicana recordó que EEUU no puede permanecer indiferente si el régimen reprime la manifestación del 15N.
Salazar-Biden.jpg
 

Reproduce este artículo

La congresista republicana María Elvira Salazar pidió este 10 de diciembre al presidente de EE. UU. Joe Biden que esté listo para apoyar al pueblo cubano la próxima semana, cuando salga a las calles el 15 de noviembre.

En una carta enviada este miércoles al inquilino de la Casa Blanca, Salazar añadió: “internet libre es lo que más necesita el pueblo cubano ahora”, en referencia a una iniciativa suya que trascendió en julio tras las protestas de ese mes. Entonces, el gobierno cubano cortó el acceso a la red por días.

“El régimen cubano planea cortar internet una vez más. No quieren que el mundo se entere de lo que realmente ocurre dentro. El acceso libre [a la red de redes] es el único medio seguro de saber los horrores que cometen contra nuestro pueblo”, agregó la representante del Distrito 27 de Florida.

El 21 de julio, la administración demócrata dijo que estudiaba ofrecer internet libre a los cubanos, vía satélite, como una de las medidas para apoyar las protestas masivas que se desataron en la isla el 11 de julio. Sin embargo, la iniciativa nunca se concretó.

Miembros del Partido Republicano, especialmente los representantes de la comunidad cubanoamericana, han mostrado impaciencia por la retórica del Gobierno y su incapacidad para llevar a la práctica lo prometido.

Este miércoles el senador Marco Rubio, quien secundó a Salazar en el pedido de internet libre, aseguró que “no es fácil” garantizarlo, pero al menos se puede negociar con las compañías para algunas partes de la isla. También señaló que esta iniciativa se venía trabajando con el gobierno de Donald Trump, pero se detuvo con el cambio de administración.

Archipiélago, una organización opositora que surgió a raíz del 11J, convocó a una Marcha Cívica para el 15 de noviembre, que el régimen catalogó de “ilegal e ilícita”.

A medida que se acerca la fecha de la protesta, los arrestos, amenazas, chantajes, sanciones de cárcel y expulsiones de centros de trabajo como señales de advertencia a los simpatizantes y miembros de Archipiélago.

Activistas, periodistas independientes y líderes opositores prevén irregularidades en el servicio de internet en la isla ese día. El régimen buscaría evitar que los descontentos se comuniquen entre ellos y salgan a la luz pública actos de represión.