¿Babalawos de Miami predijeron la "pandemia"?: Letra del año 2020

La Letra del Año señala los caminos para quienes deseen seguir los dictámenes de Olofi, deidad suprema de la religión afrocubana. En 2020 vino con un pronóstico sorprendente: “una bacteria afectará a muchos. Esto representará un reto para los científicos, que no la podrán detectar en la sangre”.

En declaraciones ofrecidas a ADN Cuba, el sacerdote de Ifá y miembro de la comisión Kolá Ifá Ocha, Javier Aguilar, recalcó que el mensaje se ajusta a lo que ocurre actualmente con el coronavirus, aunque sea una interpretación de los babalawos reunidos en cónclave.

La Letra sí habla de enfermedades respiratorias y hay un pataki (parábola con moraleja a través de la cual los dioses expresan su parecer) que señala el sufrimiento en el pueblo. “La base puntual del problema respiratorio es clave en el signo”, enfatizó Aguilar.

“Más allá de lo que estamos pasando, el virus, la bacteria hay un mensaje espiritual en todo esto”, comentó el babalawo. El mensaje más importante es el cuidado de los mayores –por cierto, el grupo más vulnerable al coronavirus–.

El signo regente del 2020 para Estados Unidos es Ogbe Roso: significa “el sacrificio del padre por salvar al hijo”, por ello es importante la atención y el respeto a las personas mayores y escuchar sus consejos, comentó también el babalawo Osalo-Fobeyo.


En entrevista con El Nuevo Herald, Aguilar recomienda hacerles homenajes espirituales a los mayores, ya sean misas católicas o dedicarle un pensamiento al fallecido, para que ese espíritu descanse en paz y ayude desde donde está al seno de la familia.

Hay que rescatar la tradición, aún presente en muchos lugares, de pedir la bendición a los padres, aconsejó. Ambos sacerdotes fueron enfáticos en la necesidad del respeto a los mayores, el cuidado de nuestros padres y abuelos, y la honra a los difuntos que dejaron una marca en nuestra vida.

La divinidad regente es Eleguá. Como dios de los caminos y niño travieso, nos va a estar ayudando a reconocer cuál es el camino que podemos tomar, dijo Aguilar.


La deidad acompañante: Yemayá. Como madre de la tierra da su bendición para tener la parte de la feminidad, de la compasión. “Ella es la que de alguna manera va a sacrificar un seno para darles a sus hijos de donde alimentarse”, apuntó Aguilar, como lo ha hecho en signos de años anteriores.

Los líderes de la religión afrocubana se apoyan en el sistema de adivinación Ifá –16 semillas de palma Cola–, para señalar cuál es el signo y la divinidad regente para el 2020, el pronóstico de las enfermedades que más afectarán, los fenómenos climáticos que pueden esperarse y las recomendaciones.

Esta no es la primera vez que los babalawos vislumbran el peligro para Estados Unidos. “Nosotros cuando el problema de Katrina, le dijimos al gobierno que tenían que fortalecer los diques y luego ocurrió el problema de los diques en New Orleans”, comentó Aguilar en la entrevista. “Eso está escrito”, declaró.