Recomendaciones para pacientes de VIH o alto riesgo para el coronavirus
La información procedente de China, comprobada en otros muchos países, sostiene que existen grupos de “alto riesgo”, cuyos integrantes son los que tienen más probabilidad de sufrir severamente la enfermedad, que incluso pudiera provocarles la muerte
Los adultos mayores son un grupo poblacional de riesgo
 

Reproduce este artículo

Ante la propagación del Covid-19 no todos estamos en igual situación de vulnerabilidad. La información procedente de China, donde inició el brote viral de la nueva cepa de coronavirus, y comprobada en otros muchos países, sostiene que existen grupos de “alto riesgo”, cuyos integrantes son los que tienen más probabilidad de sufrir severamente la enfermedad, que incluso pudiera provocarles la muerte.

Como grupos de alto riesgo se han identificado a los adultos mayores y a personas que padecen algunas condiciones médicas crónicas como diabetes, VIH y enfermedades cardíacas y pulmonares. Para esos casos, los Centros de Control y Diagnóstico de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) han emitido una serie de recomendaciones que pueden contribuir a disminuir el riesgo de esas personas, y todas en general, de enfermarse por el temido virus.

Entre estas destacan el evitar las aglomeraciones tanto como sea posible; mantener una distancia de seguridad de un metro como mínimo respecto a otras personas en la calle, más aún si percibimos síntomas gripales; obtener insumos para tratar cuadros gripales o resfriados; lavar las manos con frecuencia; evitar tocarnos la cara; evitar viajar en cruceros y respetar las cuarentenas que puedan ser establecidas en distintas comunidades.

Respecto al lavado de manos, la medida preventiva más importante, por encima incluso del uso de mascarillas, los CDC recomiendan hacer tanto como podamos en el día. Un lavado de manos adecuado debe durar unos 20 segundos e incluir agua y jabón. Si no se dispusiera de éstos, se recomienda usar geles y antibacteriales que tengan, al menos, un 60 por ciento de alcohol.

El lavado de manos debe ejecutarse especialmente luego de haber tocado superficies en lugares públicos donde pueden haber estado personas contagiadas.

Pero si todo esto no fuera suficiente e inevitablemente se contrae el virus, o una enfermedad de síntomas similares, todos, especialmente los pacientes de VIH y personas de grupos de alto riesgo, deben haber tenido previsto un plan de acción que les permita tener atención médica a la mayor brevedad.

Entre los síntomas a los que prestar atención porque podrían ser indicativos del virus están la fiebre, dificultad al respirar y falta de aliento, y tos. Para los adultos mayores, síntomas de emergencia pueden ser además la persistencia de dolor o presión en el pecho, sensación de confusión o incapacidad para despertar y labios o cara azuladas.

Ante la experimentación de algunos o todos estos síntomas se recomienda permanecer en casa y llamar al doctor, quien instruirá cómo proceder de inmediato. Seguramente, tras una prueba diagnóstica que confirme si se tiene Covid-19, se le impondrá a cada caso un plan a seguir.

La hospitalización sólo es instruida en casos relativamente graves, mientras que muchos pueden recuperarse en casa, siguiendo al pie de la letra los tratamientos indicados.