¿Qué hacer ante las picaduras de insectos?
Te contamos cómo identificar diferentes tipos de picaduras de insectos y arácnidos (abejas, avispas, escorpiones, mosquitos, garrapatas, arañas) y te recomendamos qué hacer en cada caso
Un bebé con signos de picaduras de insectos sobre la piel del brazo.

Imagine que su hijo sale al patio a jugar en la seguridad de la casa, y luego de dos horas regresa con una picada dolorosa de un rojo intenso en el brazo. Piense que después de una mañana de pesquería, o de una tarde en un picnic llega a casa dispuesto a tomar un baño y encuentra en su pierna una lesión rojiza como si fuera una diana de tiro al blanco. O suponga que está embaraza y viaja a una zona donde se han reportado casos de Zika ¿Qué hacer si al viajar a una zona selvática lo pica una araña?

Los escenarios son tan diversos como diversos son los insectos en nuestro planeta.

Las arañas y garrapatas no son propiamente insectos, sino arácnidos: tienen 8 patas en vez de 6, entre otras diferencias, pero como no estamos estudiando biología comparada, para fines prácticos digamos que ambas son insectos.

Las picaduras de insectos nos afectan de dos formas: una es el efecto tóxico al inocular una sustancia responsable por la reacción local, y la otra es mediante la trasmisión de enfermedades. Hay que señalar que en ocasiones el efecto tóxico, directa o indirectamente, conduce a la muerte casi inmediata, como en el caso de la alergia a la picadura de abejas.

1.     Picaduras de Abeja o Avispa: Aunque las dos especies están relacionadas, existen características claras que las distinguen. La picadura de abeja es la más frecuente; es menos dolorosa y se identifica por la permanencia del aguijón en la picadura. Las avispas, en cambio, tienen un aguijón liso y pueden picar más de una vez. Se reporta que alrededor de 400 picaduras pueden matar a un ser humano, pero depende de la susceptibilidad personal o de si el individuo es alérgico o no. Si usted es alérgico se recomienda llevar siempre una dosis de epinefrina en un dispositivo portable para que se lo administre usted mismo inmediatamente. 

 

 

2.     Picadura de Araña: Hay especies notorias por su veneno mortal, como es el caso de la Viuda Negra. Lo más importante es identificar el tipo de araña y si es posible, fotografiar al ejemplar para entonces acudir con esa importante información al médico, que administrará la antitoxina si es necesario. En caso de dudas sobre si ha sido una araña, es útil notar que deben haber dos orificios de entrada, aunque no necesariamente.

3.     Picadura de Escorpión: Actualmente se investiga incluso sobre las propiedades curativas del veneno de algunos escorpiones, pero cada picadura de escorpión debe ser tomada como un evento muy serio. La picadura es extremadamente dolorosa y el animal puede picar más de una vez, causa hormigueo en el miembro, y puede llegar a presentar visión borrosa y parálisis con arritmias cardiacas. En estos casos es esencial llegar al médico, donde valorarán si necesita la antitoxina.

4.     Picadura de Garrapata: En ocasiones la garrapata se encuentra aún en el lugar de la picada, y hay que tener cuidado de retirarla completa, pues la cabeza puede quedarse adherida a la piel y empeorar la situación. Existe un rosario de enfermedades transmitidas por garrapatas, entre las cuales merece mención la Enfermedad de Lyme o Borreliosis. La picadura de este arácnido se caracteriza por un halo enrojecido que asemeja una diana. Ante una picadura de estas características y la sospecha de la enfermedad, está justificado iniciar el tratamiento médico inmediato.

5.     Picadura de Mosquito: Se presentan generalmente como picaduras múltiples, que causan escozor y la compulsión de rascado, lo que puede empeorarlas mediante la sobreinfección y llevar a una Celulitis u otras infecciones de la piel. La lista de enfermedades transmitidas por mosquitos es extensa; las más conocidas son Malaria, Dengue, Chikungunya y Zika. Otras menos conocidas como Fiebre del Nilo Occidental, Encefalitis Equina, y Fiebre amarilla no son menos importantes, pero sí menos frecuentes. Aquí es esencial estar al tanto de los reportes emitidos por las autoridades sanitarias internacionales y locales sobre la presencia de estas enfermedades en el área. Es un hecho establecido científicamente la relación del virus del Zika con la Microcefalia, una malformación congénita que conduce al desarrollo de un feto con cráneo anormalmente pequeño, a veces incompatible con la vida. Ante picadas de mosquito y presencia de fiebre, dolores de cabeza inexplicablemente intensos con vómitos y dolores articulares, no demore en acudir al médico.

Los insectos los encontramos en todos los aspectos de la vida diaria, y en los lugares más insospechados, desde el Chinche de Colchón hasta los Gorgojos del arroz. No todos son dañinos ni pican al hombre. Seres humanos, insectos y arácnidos compartimos este planeta hace miles de años, y hemos establecido relaciones de mutuo daño y beneficio. Si le queda alguna duda de la relación anterior, piense que el piojo, por ejemplo, solo parasita al ser humano, o en el papel esencial de las abejas para la vida de las personas.