Las semillas de calabaza: un elixir natural

La calabaza es una de las hortalizas más sabrosas que se pueden encontrar en el mundo vegetal. Su sabor dulce combinado con las especies hacen de este alimento un indispensable en toda dieta por su versatilidad y sabor: flan de calabaza, puré, arroz con calabaza, jaleas, las opciones son infinitas. Pero lo que muchos no saben es que sus semillas, mayormente descartadas durante su cocción, son altamente nutritivas y aportan beneficios increíbles al organismo.

Las semillas de la calabaza, cuando se consumen todos los días, pueden disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y cáncer de colon, ya que aumentan la función inmune, al mismo tiempo que regulan el colesterol y la presión arterial.

 

Elixir natural desconocido por muchos, las semillas de calabaza pueden consumirse de variadas maneras, aportando beneficios increíbles al organismo:

  • Combate la osteoporosis, debido a su alto contenido de zinc, el cual ayuda a retrasar el deterioro de la densidad mineral ósea.

  • Reduce inflamación, siendo muy beneficiosa para aquellas personas que sufren sobre todo de artritis.

  • Favorecen la salud de la próstata.

  • Disminuyen el riesgo de padecer cálculos renales.

  • Reduce los niveles de colesterol malo, gracias a su contenido de “fitosteroles”.

  • Protección contra ciertos tipos de cánceres.

  • Potente antidepresivo, pues contiene L-triptófano, un compuesto antidepresivo natural.

  • Favorecen la producción de las hormonas del sueño (serotonina).

  • Combaten los parásitos intestinales.

  • Son útiles en el tratamiento del síndrome de intestino irritable.

 

 

¿Cómo consumir las semillas de calabaza?
 

  • Puedes incorporarlas en tu desayuno con yogurt natural, frutas y cereales.

  • Resulta un snack salado de lo más delicioso. Sólo tienes que tostarlas en la sartén con sal marina y las especias que más te gusten.

  • Puedes incorporarlas en ensaladas.

  • Horneadas con pan casero, quedan deliciosas.

  • Aderezos con semillas: queso crema + mayonesa ó mostaza + semillas de calabaza.

 

Comienza a gozar de los grandes beneficios de esta semilla y contagia a toda la familia con sus propiedades. Hazlo un alimento obligatorio en tus platillos, de seguro le darán un toque único y encima saludable.