Cómo saber si tus pulmones están sanos

El cáncer de pulmón es la causa número uno de muerte por cáncer en hombres y mujeres. A pesar de que el hábito de fumar es el factor de riesgo mas común para que se desarrolle, no es infrecuente escuchar de personas que padecen cáncer de pulmón sin haber fumado activamente. 

Hoy, gracias a pruebas rutinarias como la mamografía y la colonoscopía, la mortalidad por cáncer de seno y colon ha bajado pero para el pulmón se ha hecho más difícil. Hacerse una radiografía rutinaria de tórax no precisamente permitiría una detección temprana y en cambio acarrearía una exposición a radiaciones que con el tiempo pudieran provocar otras enfermedades.

Recién se ha sugerido que en fumadores o personas de alto riesgo, una tomografía computarizada anual con baja dosis de radiación podría ayudar en la detección temprana pero no está claro cual sería la edad apropiada para comenzar a realizar estas pruebas.

Mientras tanto, el enfoque sigue siendo en el tratamiento, nuevas quimioterapias y protocolos de radiaciones y también los novedosos tratamientos inmunológicos para hacer que nuestras propias células puedan destruir las tumorales y hacer que el paciente entre en remisión. La expectativa de vida para pacientes con cáncer continúa por tanto aumentando y llega a considerarse una enfermedad crónica como cualquier otra. Pocos médicos hoy día se atreven a decirle a un paciente con cáncer cuánto tiempo le queda de vida.
Dicho esto, hay varias señales silenciosas que nos pueden permitir identificar si algo no anda bien en nuestro órgano respiratorio.

Síntomas del cáncer de pulmón

Una tos persistente acompañada o no de expectoración en el síntoma principal. Se encuentra presente en 3 de cada 4 pacientes pero es importante aclarar que no es un síntoma específico del cáncer de pulmón porque el tabaco, de por sí, produce irritación bronquial con síntomas respiratorios. Esto puede llevar a que un fumador que fue diagnosticado de bronquitis aguda o enfermedad pulmonar obstructiva crónica le reste importancia a la gravedad de sus síntomas.

Presta atención ante estos síntomas y consulta a un médico en caso de notar:

  • Tos que no desaparece
  • Gripe constantes
  • Cansancio y fatiga o dificultad al respirar cuando subes escaleras

  • Hinchazón, sensibilidad y dolor en una pierna: pensaríamos que no tiene nada que ver con los pulmoes, Pero esto puede significar que tienes una trombosis venosa profunda.

  • Sibilancias: si nuestra respiración produce ruidos con el entrar y salir del aire debemos prestar atención. Si notas un leve silbido cuando respiras podría significar que tus pulmones pueden estar fallando.

  • Toses sangre (La sangre puede ser de color marrón con mucosa o rojo brillante).

  • Falta de aliento

Siempre debes buscar ayuda médica cuando tenga síntomas respiratorios, sobre todo si persisten más de 14 días. Tener una segunda opinión cuando tiene dudas del diagnóstico o del tratamiento que te están ofreciendo es siempre recomendable.

Nunca abandones una terapia convencional por otra de medicina alternativa si no tienes evidencia suficiente de que funciona y que quien la ofrece tiene las cualificaciones que se atribuye. Como parte de los tratamientos actuales una vacuna cubana para el cáncer de pulmón está siendo probada por una universidad en Nueva York pero hay que enfatizar que es una vacuna terapéutica no preventiva de cáncer, es decir, se utliza en ciertos tipos de cáncer de pulmon pero no como cuando nos ponemos la vacuna del sarampión para evitar padecer de sarampión.

NO FUMES 

La prevención de la causa número uno de muerte por cáncer sigue siendo evitar el cigarrillo, pues dejar de fumar aunque disminuye el riesgo a corto plazo, no lo elimina a largo plazo en aquellos que fumaron consecutivamente por varios años. 

PON A PRUEBA TUS PULMONES

Realiza ejercicios de respiración profunda para fortalecer tus pulmones y despejar las vías respiratorias. Respirar profundamente tiene beneficios secundarios ya que aumeta la vitalidad del corazón, mejora la capacidad del cuerpo para transformar los alimentos en energía, mejora tu sistema nervioso y regenera las células gracias al ingreso correcto del oxígeno a tu cuerpo.

La respiración superficial es, frecuentemente, producto de una función pulmonar débil o de hábitos sedentarios. Respirar correctamente es importante incluso en momentos de descanso, porque un sueño reparador depende mucho de ello. Saca tiempo para respirar profundamente en un lugar tranquilo y tus pulmones te lo agradecerán. 

Es importante cuidar bien de nuestros pulmones e intenta eliminar aquellos hábitos destructivos para el sistema respiratorio.

Dr. Misael
González
Escrito por Dr. Misael González

Doctor Misael González nació en la Habana, Cuba en 1966. A los 17 años de edad comenzó en la escuela de medicina de su país y se graduó el 15 de agosto de 1990 con Medalla de Oro. Ese mismo año comenzó la especialidad en Pediatría pero en 1991 viaja a los Estados Unidos donde decide empezar de nuevo.