Estrés de fin de año y como lidiar con las expectativas del 2021
Especialistas aseguran que lo verdaderamente importante es mantener un contacto con las personas que nos hacen bien y son felices con los proyectos pequeños que se tienen y se cumplen,
Freepik
 

Reproduce este artículo

El 2020 fue sin dudas un año sin ningún tipo de precedentes. Lo inició como una extraña neumonía en China en diciembre del 2019 fue el inicio de confinamientos, distanciamiento social, el uso de la mascarilla a nivel universal así como el cierre de escuelas o aeropuertos como medidas restrictivas ante luna pandemia global que se extiende hasta hoy día 

Pero, ¿cómo impactó la pandemia en la salud mental de las personas? De acuerdo a Elsa Wolfberg, psicoanalista y psiquiatra de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA), y vicepresidente del Capítulo de Prevención Cuaternaria, Psiquiatría Preventiva y APS de la Asociación de Psiquiatras Argentinos, en un artículo publicado por INFOBAE "este año que pasó fue una prueba para la humanidad. La nueva enfermedad nos puso a prueba la tolerancia a la frustración, nos impuso la paciencia y nos demostró los vínculos así como la capacidad a reaccionar ante algo así”.

De igual manera el texto deja saber que “También fue una prueba a la flexibilidad, la vida no es constante, tenemos pequeñas variaciones diarias pero esta vez fue una variación crucial porque impuso el confinamiento, la reclusión, la distancia, entre otras medidas que hicieron que como población nos adaptemos y nos flexibilicemos ante esta situación”, explicó la especialista.

De acuerdo a Wolfberg en el citado medio lo verdaderamente importante es mantener un contacto con las personas que nos hacen bien y son felices con los proyectos pequeños que se tienen y se cumplen, "Fortalecer los vínculos en un contexto que no es muy rico en posibilidades. Siempre es bueno acudir a alguien, a personas cercanas, un vecino simpático a un terapeuta si siente mucha angustia pero buscar ayuda en alguien”- mencionan

“Recomiendo en casos donde se encuentran con mucho desgano o con pensamientos negativos así como sentimientos muy irascibles hacer una consulta. Siempre viene bien además de hacer catarsis hablar con alguien que pueda darnos herramientas para manejar las situaciones que se nos van presentando. Es un contexto diferente y quizá nos fuimos conociendo a nosotros mismos en modos o reacciones que no sabíamos que teníamos, tener un espacio de escucha y contención siempre ayuda para orientarnos en cómo hacer de cada convivencia un mundo”, enfatizó Ruda en el material de INFOBAE