Periodista Lázaro Yuri Valle Roca podría perder la vida en la cárcel

La vida del periodista independiente Lázaro Yuri Valle Roca corre grave peligro en la prisión luego de 134 días arrestado, alertó su esposa la activista Eralidis Frómeta.
Yuri Valle Roca. Foto: EFE
 

Reproduce este artículo

La vida del periodista independiente Lázaro Yuri Valle Roca corre grave peligro en la prisión luego de 134 días arrestado, alertó su esposa la activista Eralidis Frómeta.

Frómeta acotó que el régimen le niega un proceso legal como a cualquier detenido y además “se le niega el derecho a la Vida y a la seguridad de su persona”.

“Dentro de un mes, dos  o tres meses podemos perder físicamente a nuestro Patriota  luchador incansable por la libertad del pueblo de Cuba y de los presos políticos”, dijo.

El reportero padece una afección renal desde inicios de septiembre y se encuentra cautivo en la prisión de máxima seguridad Combinado del Este, en La Habana. Una autoridad de la prisión le informó a Frómeta que su esposo debe esperar entre uno y tres meses para ser asistido por los médicos especializados.

Tras la muerte de otros opositores como Pablo Moya Delá y Cristian Pérez Carmenate, también desatendidos por los servicios médicos del régimen, es lógico que Frómeta tema por la vida de Valle Roca.

“La dictadura repite la historia. Desaparecen a nuestros hermanos en perfecto estado de salud, y los liberan cuando están a punto de morir o cuando ya no tienen cura. Asesinos la enfermedad que Yuri adquirió en su cuartel general de torturas es mortal no tiene cura, me escondieron que tuvo grave de muerte y ahora que: lo devolverán cuando está ya para hemodiálisis o dentro de una cajita de madera”, denunció en Facebook.

Valle Roca se declaró en huelga de hambre durante su estancia en Villa Marista. Tuvo que abandonar la huelga porque su salud se vio afectada.

A inicios de julio las autoridades carcelarias le permitieron una llamada telefónica y recibir aseo, contó Frómeta en entrevista con ADN Cuba. La activista había denunciado que tras 17 días presos no había tenido noticias suyas. 

El 23 de junio, el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) pidió al régimen cubano la liberación del reportero y permitir que la prensa haga su labor libremente.

"Las autoridades cubanas deben liberar de inmediato al periodista Lázaro Yuri Valle Roca, y poner fin al encarcelamiento arbitrario de periodistas. Aunque la censura continúa siendo la norma en Cuba, los periodistas tienen el derecho de continuar informando, y de hacerlo sin ser sometidos a represalias", declaró Ana Cristina Núñez, investigadora sénior del Programa de Centroamérica y Sudamérica del CPJ.


Valle Roca fue detenido por la policía cubana el 15 de junio -informaron varios activistas independientes- y trasladado a la estación policial de Zapata y C, en el reparto Vendado. De ahí lo condujeron a Villa Marista.

El coordinador de la plataforma Delibera había informado sobre el lanzamiento de unas octavillas con frases de José Martí y Antonio Maceo en un barrio de la Habana Vieja un día antes, razón aparente de su arresto.