Sancionan a trabajadora de la Aduana en Camagüey
Una queja denunciada a la prensa oficialista por un cubano terminó con la sanción a una funcionaria de la Aduana en la ciudad Camagüey
Trabajadores de la Aduana en Camagüey.

Una queja denunciada a la prensa oficialista por el cubano Ernesto Zayas Álvarez, de Sancti Spíritus, terminó con la expulsión de una trabajadora de la Aduana en la ciudad Camagüey, y provocó un analisis que podría derivar en nuevas sanciones.

Zayas Álvarez había denunciado lo que consideró un “actuar arbitrario” del personal de la Aduana en el Aeropuerto Internacional Ignacio Agramonte de esa ciudad. En una carta a la sección Acuse de Recibo, del diario Juventud Rebelde, el hombre contó su odisea personal con esa institución, que suele estar entre las que más quejas genera en la Isla.

De acuerdo con su denuncia, hace más de un año, regresó a Cuba de un viaje a Haití por el aeropuerto mencionado. Una vez allí, los oficiales pesaron su equipaje, y le cobraron 1 502 CUP, “por exceso de seis kilogramos”.

El afectado no estuvo conforme entonces y alegó el sobrepeso correspondía a “medicamentos y una laptop de uso personal”. Estos artículos están clasificados como exentos de pago por las resoluciones vigentes para la importación personal sin carácter comercial en Cuba.

 

 

Luego de reclamar sin éxito ante una funcionaria, Zayas, que no tenía dinero en efectivo pues no contaba con la posibilidad de pagar artículos exentos de pago, debió dejar allí los 6 kilogramos de sobrepeso hasta que pagara por ellos “el rescate” que le exigieron los aduaneros.

El afectado formuló una queja ante las autoridades, y “después de interesarse por cuarta vez sobre el estado del proceso”, le informaron que su queja tenía razón, que la Aduana había cometido un error y le devolverían el dinero, pero pasaron los meses y no se concretó la devolución.

“¿Hasta cuándo tengo que esperar por el pago? ¿Qué medida se adoptó con la funcionaria que me maltrató y de forma arbitraria me impuso un pago, abusando de su cargo en exceso? ¿Por qué se violan los términos y procedimientos establecidos para el tratamiento a las quejas? ¿Quién responde por los excesivos gastos en que he incurrido por el actuar de la funcionaria de la Aduana? ¿A cuántas personas más maltratará?”, se preguntaba el espirituano.

Recientemente, Mileidis Sánchez, jefa de la Aduana en Camagüey, informó a la prensa que tras evaluar “con sentido crítico y total transparencia” el caso de Zayas, llegaron a la conclusión de que “el ciudadano tiene razón”.

Sánchez aseguró que “la responsable de la actuación primaria fue analizada, y ya no se encuentra en la institución”. Asimismo, dijo que los responsables del retraso en la devolución del dinero al afectado: “el jefe del Departamento de Asuntos Legales, la jefa y especialista de la Sección de  Recaudación”, serán analizados y los resultados se informarán al ciudadano.