Reporteros Sin Fronteras denuncian acoso a periodista Luz Escobar
Condenamos enérgicamente las acciones que vulneran la libertad de expresión de Luz Escobar y todos los periodistas cubanos, declaró Reporteros Sin Fronteras
Encerrada en su casa por la policía política
 

Reproduce este artículo

Reporteros Sin Fronteras condenó hoy la represión contra la periodista independiente Luz Escobar, acosada en su propia casa por agentes de la Seguridad del Estado.

“Condenamos enérgicamente las acciones que vulneran la libertad de expresión de Luz Escobar y todos los periodistas cubanos. Los gobiernos tienen la obligación de garantizar la libertad de prensa, no de coartar este derecho”, comunicó la organización a través de Twitter.

El 26 de noviembre un agente de la Seguridad del Estado apostado en los bajos del edificio donde vive Escobar le indicó que no podía salir o acabaría arrestada. La reportera, que iba a comprar el pan con su hija pequeña, denunció en las redes sociales la prisión domiciliaria impuesta sin ningún tipo de proceso legal.


“Mis hijas están sufriendo las consecuencias de esto. No es como antes que, cuando ocurría algo, de manera excepcional, ellos me impedían salir (…). Yo estaba con mi hija Paula, y ella está presenciando eso; el sábado pasado iba con mis dos hijas; es algo crítico para una madre tratar de explicar una situación así, yo he tratado de manejarlo de la mejor manera por las niñas pero ya me está creando serios problemas”, denunció Escobar en Facebook.

Luz, miembro del diario independiente 14ymedio, ya sufrió arresto domiciliario impuesto en otras dos ocasiones. El pasado sábado, el mismo agente de la Seguridad del Estado apostado en los bajos de su edificio, le advirtió que tenía órdenes de no permitirle salir a la calle.

Esta semana, las cantantes Haydée Milanés y Daymé Arocena criticaron en sus redes el operativo de la policía política cubana y las restricciones contra la periodista independiente.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) denunció este mes la intensificación de las detenciones, interrogatorios y las agresiones de diversas formas, incluyendo en el ámbito digital, así como la prohibición de salir de su lugar de residencia y del país, de que son víctimas los periodistas independientes cubanos.