Registros del Departamento de Estado revelan que Cuba debe millones a los contribuyentes estadounidenses
El régimen cubano debe a ciudadanos estadounidenses unos 10 mil millones de dólares por haber confiscado sus propiedades
El Capitolio, en La Habana, Cuba. Foto: Internet
 

Reproduce este artículo

Cuba debe a ciudadanos estadounidenses unos 10 mil millones de dólares por las expropiaciones de sus bienes y propiedades arrebatadas por el régimen cubano en los años que siguieron a la Revolución de Fidel Castro, en 1959, informaron este viernes los abogados de una veintena de los reclamantes.

Según el bufete de abogados Poblete Tamargo LLP, con sede en Washington, esos ciudadanos tenían esperanzas de que el deshielo de las relaciones entre Cuba y EE. UU., promovido por el entonces presidente Barack Obama en julio 2015, produjera un resultado favorable a sus demandas.

“Las reclamaciones (por la confiscaciones) se debatieron supuestamente entre ambos países por primera vez en decenios”, dijo un comunicado de la citada firma de abogados, publicado hoy en Internet.

Y agregó: “Sin embargo, en el momento de redactar este informe, los contribuyentes estadounidenses a los que Cuba debe más de 10 mil millones de dólares todavía no han recibido el pago de lo que se les debe en virtud de la legislación de los Estados Unidos y del derecho internacional en materia de reclamaciones”.

 

 

 

Los abogados dijeron que los ciudadanos estadounidenses que tenían miles de reclamaciones certificadas contra el Gobierno de Cuba por propiedades confiscadas después de la revolución comunista de 1959 tenían la esperanza de que finalmente se hiciera justicia y se rindieran cuentas, pero eso no fue así.

El 10 de octubre de 2018, Poblete Tamargo LLP presentó una demanda, amparados a la Ley de Libertad de Información (FOIA), contra el Departamento de Estado en el Tribunal del Distrito de Columbia para obtener los registros solicitados hace más de cinco años relacionados con las reclamaciones de propiedades entre los Estados Unidos y Cuba.

La firma dijo que la demanda proviene de dos solicitudes para obtener dichos registros ante la FOIA, una presentada en 2014, y la otra en 2015, que fueron presentadas al Departamento de Estado antes de que los EE.UU. y Cuba normalizaran sus relaciones diplomáticas.

El bufete estaba particularmente interesado en los registros sobre la aplicación, o la falta de ella, de varias disposiciones de la Ley de Libertad y Solidaridad Democrática de Cuba de 1996 (la Ley Helms-Burton) y otras leyes relacionadas con la solución de las reclamaciones de propiedad estadounidense pendientes contra el Gobierno de Cuba.

 

 

“En el momento de redactar este informe, los contribuyentes estadounidenses a quienes Cuba debe millones no estaban cerca de resolver las reclamaciones”, señaló el comunicado.

El bufete representa actualmente a casi dos docenas de familias que tienen reclamaciones certificadas contra Cuba. En los esfuerzos de defensa durante los últimos años, la firma ha enfatizado en la importancia de resolver estas demandas correctamente, de acuerdo con la ley.

La resolución de las reclamaciones de propiedad entre Estados Unidos y Cuba sentará importantes precedentes que impactarán en futuros programas de reclamaciones de propiedad mucho más allá de Cuba, dijeron los abogados.

Durante los últimos diez años, los abogados de Poblete Tamargo LLP han testificado ante el Congreso, Gobiernos extranjeros, empresas y otras partes interesadas sobre la importancia de resolver con éxito esta larga disputa no sólo para sus clientes, sino para informar mejor al público en general y a los compañeros abogados sobre estos programas.