Régimen cubano recibe 112 millones de dólares donados por China
Malmierca consideró lo anterior como un gesto de “hermandad y amistad” del régimen asiático
China-Cuba
 

Reproduce este artículo

China donó este martes un total de 800 millones de Renminbi al régimen cubano, lo que equivale a 112 millones de dólares en el marco del Convenio de Cooperación Económica y Técnica.

Además, según el sitio oficialista Cubadebate, el ministro del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera de la República de Cuba, Rodrigo Malmierca Díaz y el vicepresidente de la Agencia de Cooperación Internacional para el Desarrollo de la República Popular China, Zhou Liujun, suscribieron varios instrumentos jurídicos.

Se rubricaron también dos Canjes de Notas para ejecutar otros dos donativos para trabajos que realiza el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, así como para la adquisición de un sistema de telepresencia con destino a BioCubaFarma.

Por otro lado, se firmó el  Acuerdo de Ejecución para la III Fase del donativo del Programa de Despliegue de la Televisión Digital en Cuba. Supuestamente permitirá adquirir nuevos transmisores y otros equipos para brindar una mayor cobertura de la señal de televisión digital en el país.

Malmierca consideró lo anterior como un gesto de “hermandad y amistad” del régimen asiático.

Las relaciones entre ambos regímenes no son un secreto para nadie.

El pasado 18 de septiembre,  Granma reportó que Raúl Castro Ruz, recibiría la "Medalla de la Amistad de la República Popular China" en el marco de las celebraciones por el aniversario 70 de esa nación.

Además, a inicios de este mes, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba expresó su respaldo a China ante las protestas que desde hace más de tres meses sacuden a Hong Kong, y denunció lo que considera un ataque a la soberanía china supuestamente promovido desde occidente.

 

 

 

La declaración cubana subraya, además, que el retorno de Hong Kong a la soberanía china en el año 1997 constituyó un acto de "justicia histórica" y una expresión del "espíritu pacífico" de la República Popular China, a pesar de haber sido "víctima de la imposición de tratados desiguales por potencias imperialistas".