Régimen cubano condena promesa de Netanyahu de anexionar el Valle del Jordán

El régimen ha condenado los ataques israelíes y se ha alineado con la causa palestina desde que estableció relaciones con la nación árabe hace varias décadas
Díaz-Canel
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano expresó su "más firme condena" a la promesa del primer ministro israelí en funciones, Benjamín Netanyahu, de anexionar el Valle del Jordán (en la Cisjordania ocupada) si es reelegido, al tiempo que reiteró su "apoyo irrestricto" a una solución pacífica al conflicto con Palestina.

Este anuncio "concita nuestra más firme condena en tanto constituye otra grave violación del Derecho Internacional y (...) de la Carta de la ONU, y amenaza con estimular una nueva escalada contra el pueblo palestino", señaló la viceministra cubana de Exteriores, Anayansi Rodríguez.

En la declaración publicada este jueves en el diario oficialista Juventud Rebelde, Rodríguez reiteró la posición de La Habana a favor de una "solución amplia, justa y duradera a la causa palestina sobre la base de la creación de dos Estados".

Esta salida al conflicto permitiría "a los palestinos el derecho a la libre determinación y a disponer de un estado independiente y soberano en las fronteras anteriores a 1967, con Jerusalén Oriental como su capital", insistió.

"En este sentido, llamamos al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas a cumplir la responsabilidad que le otorga la Carta de la organización en el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales", concluye el breve texto.

El régimen ha condenado los ataques israelíes y se ha alineado con la causa palestina desde que estableció relaciones con la nación árabe hace varias décadas.

En los años 2016 y 2018, cuando el recién nombrado Miguel Díaz-Canel ocupaba la cartera de primer vicepresidente, recibió al canciller palestino, Riad al Malki, y al ministro de Educación, Sabri Saidam, durante sus respectivas visitas a la capital cubana.

Díaz-Canel se reunió en mayo del año pasado con el líder de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, que cerró en La Habana una gira por Latinoamérica para recabar apoyo en un momento crítico ante el recrudecimiento de la crisis en Oriente Medio.

La semana pasada Benjamín Netanyahu anunció su intención de anexionar el Valle del Jordán, en territorio palestino, en caso de ser reelegido en los actuales comicios israelíes.

El pasado lunes 16, un día antes de las elecciones, prometió además sumar el asentamiento de Kiryat Arba y la comunidad judía de la ciudad de Hebrón, en Cisjordania ocupada.

Poco más de 48 horas después de las votaciones, el recuento de los boletas avanza con lentitud y todavía no hay un ganador oficial, pero los resultados no confirmados y los arrojados por las encuestas a pie de urna muestran que Netanyahu está en la cuerda floja.

Con el 98 % de los votos escrutados, Beny Gantz, líder de la coalición de centro Azul y Blanco, se perfila como el ganador de las elecciones en Israel, con 33 escaños, y aventaja al partido derechista Likud de Benjamín Netanyahu ( 31 legisladores) por alrededor de 35.000 votos, con cerca de 55.000 aún por contabilizar.