Mario Vargas Llosa quiere volver a una Cuba libre

Cuba gobernada por un régimen comunista “representa un anacronismo absoluto en América Latina”, afirmó Vargas Llosa en Madrid
Mario Vargas Llosa quiere volver a una Cuba libre
 

Reproduce este artículo

El intelectual Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura, dijo este jueves en Madrid que espera regresar a una “Cuba libre” sin el gobierno del régimen comunista.

“Espero poder volver a Cuba. A una Cuba libre, sin ese régimen tan duro que representa un anacronismo absoluto en América Latina”, declaró Vargas Llosa a los activistas Lázaro Mireles y Beluka Calderón, del movimiento Acciones por la Democracia.

El escritor peruano, nacionalizado español, envió “un caluroso saludo a todos los cubanos que luchan por la libertad”, agregó la organización de exiliados en su cuenta de Instagram. Lázaro Mireles expresó en Facebook que Vargas Llosa recomendó “perseverancia” a los opositores que quieren lograr cambios en la isla.

A fines de diciembre pasado, Vargas Llosa expresó en Miami sus deseos de que el “inevitable” proceso de cambio político en Cuba sea pacífico. Pidió a las autoridades del régimen comunista de la isla que no se resistan a la transición democrática, porque “los cubanos ya han tenido suficiente drama”, subrayó el escritor en sus declaraciones a la agencia de noticias EFE.

“Digamos que nada es irreversible, pero hay un proceso lanzado que debería conducir a Cuba a la libertad, hay que ser optimistas y pensar que este proceso va a lograr su objetivo”, declaró el narrador y ensayista en el Museo de Coral Gables (Miami-Dade), durante un acto para presentar la Cátedra Vargas Llosa de la Universidad de Miami (UM).

“Ojalá [las autoridades] permitan que la evolución hacia la democracia sea pacífica, que haya un acuerdo, un tipo de entendimiento que permita a Cuba modernizarse”. Vargas Llosa cuestionó cómo la cúpula del poder en la isla continúa declarándose comunista, una ideología que no permite a las personas “salir adelante en ningún lugar, y menos en Cuba”.

El autor de Conversación en La Catedral es una de las personalidades de la cultura que emitieron una declaración conjunta con las organizaciones PEN International, Artists at Risk Connection de PEN America y Human Rights Watch (HRW), para denunciar la represión en Cuba contra los artistas disidentes y críticos.

Entre los más de 300 firmantes están los también ganadores del Nobel de Literatura J. M. Coetzee y Orham Pamuk; los premiados con el Cervantes Elena Poniatowska y Sergio Ramírez; los también reconocidos escritores Gioconda Belli, Chimamanda Ngozi Adichie, Zadie Smith, Isabel Allende y Paul Auster; la actriz Meryl Streep; y las artistas Tania Bruguera y Coco Fusco.

A inicios de septiembre pasado Mario Vargas Llosa se sumó a otra carta dirigida al presidente castrista Miguel Díaz-Canel que solicita la liberación de los detenidos tras las protestas antigubernamentales del 11 y 12 de julio en toda Cuba. Tras el estallido popular, el Nobel literario había escrito en su columna en el diario El País, que Díaz-Canel era “un personaje que, pese a estar vivo, huele ya a cadáver”.

“Las metidas de pata del nuevo presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel (…) indican que, como suele ocurrir en las sociedades totalitarias, será el responsable de lo ocurrido, con lo que su carrera política, comenzada con tan buenos auspicios bajo la sombra de Raúl Castro, terminará pronto”, opinó Vargas Llosa.