Preocupa vida de Félix Navarro tras 12 días en huelga de hambre

El líder del Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel, Félix Navarro, cumple este 4 de septiembre 12 días de huelga de hambre y su familia no tiene noticias suyas desde el 1 de septiembre cuando su estado de salud ya era delicado.
Navarro cumple 12 días en huelga de hambre. Foto tomada de CubaNet
 

Reproduce este artículo

El líder del Partido por la Democracia Pedro Luis Boitel, Félix Navarro, cumple este 4 de septiembre 12 días de huelga de hambre y su familia no tiene noticias suyas desde el 1 de septiembre cuando su estado de salud ya era delicado.

Su hija Sayli Navarro contó a Diario de Cuba que están preocupados por la vida del disidente. A la vez hizo un hizo "un llamado de alerta a la comunidad internacional por la vida" de Navarro.

A inicios de este mes transcendió que Navarro no se encontraba bien físicamente y que estaba retenido en la enfermería de la prisión Combinado del Sur, en Matanzas; lugar donde inició el 23 de agosto su ayuno.

La joven activista informó que “El pasado jueves nos trasladamos mi madre y yo a la prisión y la única información que nos dio un individuo, que dijo ser oficial de la Seguridad del Estado fue que mi padre estaba bien, que la glicemia la tenía bien, así como su tensión arterial".

Tampoco han podido establecer comunicación telefónica con el opositor ni verlo en su estado actual.

Pronunciamientos a favor de Navarro

Recientemente el senador Marco Rubio dijo que el gobierno de Cuba es responsable del estado físico de Félix Navarro, quien fue apresado el 12 de julio tras las protestas antigubernamentales.

El político republicano publicó en Twitter que “el régimen de Cuba es directamente responsable por el estado físico del líder opositor Félix Navarro, quien se encuentra arbitrariamente detenido”.

Según Marco Rubio, el opositor “es culpable de tener la audacia de luchar por una Cuba libre”.

También el Departamento de Estado de EEUU se pronunció el 31 de agosto y dijo estar “preocupado” por la salud del opositor.

La Oficina para el Hemisferio Occidental del gobierno norteamericano afirmó que está “preocupado por informes sobre el deterioro de salud del líder disidente Félix Navarro”, e instó al gobierno “a escuchar a los cubanos, no a encerrarlos”.

El 23 de agosto, Navarro, de 68 años, inició su huelga de hambre en la institución penal donde está encarcelado, luego de superar el coronavirus. El opositor padece de migrañas y diabetes mellitus, patologías que complicarían el desenlace de la huelga, reveló el periodista y activista disidente Boris González Arenas en conversación con ADN Cuba.

A inicios de agosto autoridades judiciales cubanas rechazaron un recurso de habeas corpus interpuesto a favor de varios opositores, entre ellos Félix Navarro.

Félix Navarro fue uno de los 75 disidentes prisioneros de la Primavera Negra del 2003. Cuando fue liberado en el 2011 junto a José Daniel Ferrer (líder de la Unpacu y también detenido el 11J), ambos renunciaron a la oportunidad de exiliarse y prefirieron quedarse en Cuba para continuar su oposición pacífica.