Más de 6 000 firmas obtenidas para que el Minrex no cobre prórrogas a cubanos en el exterior
Más de 6000 firmas alcanza ya la petición para que se anule el cobro de prórrogas por parte de la Cancillería cubana, que le extrae beneficios económicos a la crisis migratoria desatada por la Covid-19.
Más de 6 000 firmas contra el Minrex
 

Reproduce este artículo

Creada por una joven estudiante en España, la petición a la Cancillería cubana para que no cobre los trámites de prórroga de estancia en el exterior y renovación de pasaporte, ha sido apoyada por más de 6000 connacionales en 48 horas, aunque la meta era llegar a 500 firmas. 

La iniciativa de Salomé G. Bacallao surgió a partir de la noticia del fin de semana, a partir del hilo en Twitter del funcionario Ernesto Soberón sobre la posibilidad de solicitar una prórroga de estancia en el exterior desde el reciente 12 de octubre. Constituía según el funcionario "una nueva facilidad para nuestros connacionales en el exterior que se han visto imposibilitados de regresar a #Cuba a causa de la pandemia #COVID19".

Lo primero que se supo al respecto, mediante una nota publicada en el oficialista diario Granma, fue que "los ciudadanos cubanos y extranjeros con residencia permanente en el territorio nacional podrán permanecer en el exterior hasta octubre de 2021 sin perder su condición de residentes".

Sin embargo, el Minrex decidió reservar la información sobre costos para un comunicado posterior a la "buena nueva". Los cubanos que hayan superado su tiempo de estancia en el exterior, tendrán que pagar al menos 40 dólares o euros por cada mes fuera de Cuba desde el 12 de octubre.

"¿Ahora entienden porque escribí lo que escribí ayer? Todo es un chantaje de la dictadura y todavía hay muchos siguiéndole el juego. Si un día dejamos de ir a Cuba, ese día se les acabará el oxígeno a los dictadores y entonces los que están adentro podrán hacer el trabajo de rematarlos", lamentó inmediatamente en su cuenta de Facebook el cubano Yordan Roque, uno de los que arremetieron contra el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (Minrex) debido a la injusta medida sobre cubanos en el exterior, extranjeros residentes en Cuba y viajeros internacionales.

 

"Yo me enteré de que me negaron el permiso de residencia hace meses, pero no me dejaron coger un vuelo humanitario. Si hubiera podido viajar en ese momento, yo hubiera podido aplicar a un nuevo visado de estudiante, pero no me dejaron porque dicen que yo vivo más tiempo fuera que dentro de Cuba", así describe la joven Salomé G. Bacallao su situación actual en España.

"Ahora estoy sin documentos aquí, sin posibilidad de pagarme el viaje y toda esa prórroga y, además, si regreso a Cuba no voy a poder regresar a estudiar a España por haber estado ilegal", explica, como parte de sus razones para lanzar esta petición a la Cancillería cubana mediante la plataforma change.org.

No son pocos los que se encuentran en situaciones similares, en un limbo incomprendido por la Cancillería. 

Para el cubano residente en Chile, René Lázaro Morales Hernández, "esta nueva 'medida' (que realmente) es una desmedida forma de sacarnos más dinero a costs del amor que uno puede sentir por sus amigos, su familia, su tierra; esta nueva desmedida roza lo ridículo, ¿acaso tienen idea de lo que hacen? ¿alguien les recomienda esto? o simplemente se levantan ven la alcancía vacía y piensan: ¿a quién podemos 'ordeñar' esta vez?".

"Cuando avisaron que no pondrían problemas durante la pandemia para aquellos que cumpliesen los 24 meses fuera de cuba, a la verdad lejos de extrañarme (como siempre me pasa con cada muestra de bondad del gobierno cubano) me preocupé; siempre detrás de cada cosa 'buena' venía un sablazo descomunal y así fue", opina Morales. 

Y hace un ejercicio crítico histórico: "Me imagino al apóstol pagando un viático mensual por mantener su residencia cubana, que encima le cobra un pasaporte a precio de pasaporte británico (pero sin las bonanzas) entonces me imagino al apóstol diciendo: "viví en el monstruo y le conozco las entrañas... ¡Basta ya señores gobernadores, basta ya! conmigo no cuenten para su juego, esta gota rebasó el vaso, no les sigo más su juego; NO VOY MÁS".