Manolín El médico de la salsa cuestiona "la inconsecuencia y el descaro de algunos cubanos"

El cantante cubano, conocido como Manolín "El Médico de la Salsa", compartió un texto en su muro de Facebook donde cuestiona lo que el llama "la inconsecuencia y el descaro de algunos cubanos", toda vez que asegura que "hay demasiados traidores a la causa, demasiado doble caras y es urgente descartarlos".

El artista hace alusión a la polémica que se ha generado a raíz de las nuevas campañas que se están llevando a cabo para retirarles la residencia o la visa estadounidense a artistas cubanos como Gente de Zona, Descemer Bueno o Haila, quienes se han negado a tomar partido político entre ambas orillas, sin embargo han guardado relaciones o simpatizan con el régimen imperante en Cuba. Dicha situación ha causado una fuerte molestia entre los cubanos del exilio.

Hasta cuando y hasta donde la inconsecuencia y el descaro de algunos cubanos ? Yo, puede que no esté de acuerdo con...

Posted by Manuel Manolin on Saturday, November 2, 2019

Yo, puede que no esté de acuerdo con exactamente todo lo que dice Otaola, pero, estoy de su parte. El gran problema de Cuba es que hay demasiado traidores a la causa, demasiado doble caras y es urgente descartarlos y decirles: Oye, que bola contigo ? dijo el artista en su perfil toda vez que hace alusión a Martin Luther King “El problema no son los malos, el problema son los buenos que callan y no denuncian a los malos”. Cuando Cuba sea libre, los perdonaremos, claro que si, pero ahora es momento de señalarlos y cuestionarlos.

Manolín reflexiona en su post sobre el hecho de que si en Cuba existiera la libertad y democracia, él se dedicaría solo a hacer música, pero no es el caso. "Yo soy Martiano y Marti tampoco se permitiría el lujo de hacer lo que hacen Gente de Zona, Descemer y muchos otros, para eso hay que tener un grado de indolencia, indiferencia, ignorancia o descaro muy grande .... y aclaro, no sé cuál es el caso de ellos."

Se considera una persona sincera que dirá la verdad a cualquiera de frente y sin miedo "siempre con los brazos abiertos por si rectifica darle la bienvenida. He tenido mis desavenencias con el exilo y me imagino que en algunas cosas las seguiré teniendo, eso es parte de ser libre y sincero, pero apañar o ponerme en contubernio con el gobierno cubano y traicionar la causa de todos, eso nunca y mucho menos traicionarme a mi mismo." deja saber

El médico reconoce, casi al finalizar su comentario, haber creído en el intercambio cultural entre Cuba y Estados Unidos, "los apoyé, pero ya ninguno puede contar conmigo, pues no tienen el valor de alzar la voz por nosotros y el Amor y la amistad para que sean amor y amistad, han de ser recíprocos."