Desaparece migrante cubano en Playas de Tijuana

Un migrante cubano intentó cruzar la frontera a nado desde Playas de Tijuana, pero desapareció en el mar.
Valla fronteriza entre las localidades de Playas de Tijuana (México) y San Diego (Estados Unidos)
 

Reproduce este artículo

Un migrante cubano intentó cruzar la frontera a nado el este martes 13 de abril. Sin embargo, no pudo cumplir su propósito y desapareció en el mar, según informaron medios locales

Declaraciones de los salvavidas a la prensa local señalan que, pasadas las 24 horas, las probabilidades de sobrevivir son pocas, y se espera encontrar el cuerpo en la orilla en los próximos días. “Ahorita, lamentablemente, el pronóstico puede ser hasta más de tres días o una semana inclusive", detalló Juan Hernández Guiñol, Salvavidas de la División de Rescate Acuático de Bomberos Tijuana.

Según indicaron los especialistas, en estos días las condiciones no han sido favorables para ingresar al mar debido al "alto oleaje acompañado por fuertes rachas de vientos con más de 40 kilómetros por hora". Tres días después, continúan los recorridos de vigilancia por la orilla, pero no ha sido hallado el cuerpo. 

En lo que va del año, han fallecido tres migrantes al intentar cruzar a Estados Unidos atravesando a nado la valla fronteriza que se adentra en el mar a la altura de Playas de Tijuana, y las autoridades han rescatado a otras cuatro. Según indicaron los agentes del orden, este tipo de acciones pone en peligro la vida de los migrantes, pues es peligroso y muy poco probable que logren “cruzar la frontera sin ser arrastrados por la corriente o ser detenidos”.

Visualmente pareciera fácil bordear la división fronteriza, pero experiencias previas indican que no es así. 

En marzo de 2021, dos migrantes de nacionalidad cubana también intentaron cruzar a los Estados Unidos por Playas de Tijuana. Uno perdió la vida, y el otro fue hallado con hipotermia.

En esa ocasión, los migrantes cubanos pidieron auxilio desde dentro del agua. Salvavidas del lugar se dispusieron a rescatarlos pero al llegar hasta ellos, ya uno había perdido los signos vitales.

El 10 de abril, agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) de la Secretaría de Gobernación interceptaron a 123 migrantes, entre los cuales se hallaban nueve cubanos, en un autobús de turismo que transitaba por el municipio de Palmar de Bravo, en la zona centro del estado de Puebla.

Según el comunicado del INM, el grupo se dividía en 82 migrantes provenientes de Guatemala, doce de Honduras, nueve de Cuba, siete de El Salvador y trece de Nicaragua, que se encontraban en situación irregular en el país.

El operativo se realizó entre el INM, elementos de la Guardia Nacional (GN) y otras instancias gubernamentales.