Cubanos retenidos en Ucrania pidieron armas para enfrentar invasión rusa

Santana se encuentra retenido en un centro de migrantes junto a otros ocho cubanos en la ciudad de Mykoláiv, a 65 kilómetros del mar Negro. Allí les sorprendió la guerra
Santana se encuentra retenido en un centro de migrantes junto a otros ocho cubanos en la ciudad de Mykoláiv, a 65 kilómetros del mar Negro, y ahí les sorprendió la guerra
 

Reproduce este artículo

Los nueve cubanos retenidos desde enero pasado en Ucrania solicitaron armas el 24 de febrero para combatir la invasión rusa a ese país que se extiende hasta la actualidad, confirmó a ADN Cuba uno de ellos, Diosdeny Santana.

A la solicitud de los cubanos, las autoridades de Ucrania respondieron negativamente, porque "estábamos en calidad de emigrantes y además no hablábamos el idioma".

Santana se encuentra retenido en un centro de migrantes junto a otros ocho cubanos en la ciudad de Mykoláiv, a 65 kilómetros del mar Negro. Allí les sorprendió la guerra.

"Cuando vimos las bombas caer, eso fue terrible", contó a ADN Cuba. Fue entonces que decidieron pedir armas.

"Nosotros estamos a poca distancia de la capital, Kiev. Aquí todo es una locura con las bombas. Dale para el túnel; corre para allá, corre para acá", describe Santana.

Este 4 de marzo, en la ciudad donde se encuentran los cubanos no se han escuchado bombardeos por primera vez en una semana. Ello se debe a que el jueves Rusia y Ucrania acordaron un alto parcial al fuego con el fin de establecer corredores humanitarios.

"Hay un cese al fuego. Hoy no cayó ninguna bomba, pero sí se sienten los aviones de guerra. Hemos pasado momentos tristes, amargos, de nervio, ya que nunca habíamos visto una guerra", explicó Santana.

El grupo de cubanos fue interceptado a inicios de enero de 2022, cuando intentaron cruzar de Rusia a Ucrania. Iban a ser trasladados a Serbia para que continuaran su camino. Sin embargo, este último paso fue cancelado a causa de los ataques militares rusos.

Su objetivo es ingresar a algún país de la Unión Europea (UE), pero hasta la fecha las autoridades ucranianas no les permiten salir del centro de detención.

El pasado 24 de febrero, fuerzas militares de Rusia desataron un ataque a territorios de Ucrania por orden del presidente Vladimir Putin, quien anunció al amanecer una "operación militar especial" hacia su país vecino.

En la madrugada de este 4 de marzo, los militares rusos tomaron control de la central nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa, provocando un incendio en las instalaciones, aunque científicos indican que no se han producido fugas de material radiactivo.