La Habana, invitada de lujo a las Fiestas de la Mercè de Barcelona
La Habana ha sido escogida como la ciudad invitada para las Fiestas de la Mercè, que se celebrarán del 24 al 27 de septiembre en Barcelona

 

Reproduce este artículo

La Habana ha sido escogida como la ciudad invitada para las Fiestas de la Mercè, que se celebrarán del 24 al 27 de septiembre en Barcelona informa la revista independiente VISTAR MAGAZINE.

El medio deja saber que "una representativa muestra de la cultura habanera estará tomando calles y plazas de Barcelona con diferentes espectáculos de teatro, danza, música y proyecciones cinematográficas. Cada año, alrededor de dos millones de personas se congregan en torno a esta festividad, que es la más grande de toda Barcelona. Aunque las fechas varían, siempre se hacen coincidir con el 24 de septiembre, día de la Virgen de la Merced"

Curiosamente, la Letra del Año 2020 anunció que la divinidad regente para este año es Oshún y la dedidad acompañante Obatalá, la cual se sincretiza con la Virgen de la Merced.

A propósito de la invitación durante este mes de enero una delegación proveniente de Barcelona estará visitando La Habana con el objetivo de coordinar todas las acciones referentes a la presencia de la capital cubana en esta ciudad española.

La Fiesta de la Mercè ya había tenido un contacto cercano con la Isla en 1998, cuando invitó a Eusebio Leal a ofrecer el pregón, discurso inaugural que abre paso a las festividades.

Desde la visita de Estado que los reyes de España hicieron a Cuba se ha estrechado el vínculo de este país con su antigua colonia, al ser la primera que un monarca protagonizará de manera bilateral, con la que se pretende normalizar una relación marcada por luces y sombras en los últimos 40 años.

Coincidiendo con el 500 aniversario de la fundación de La Habana, Felipe VI, junto a la reina Letizia, intentaron poner fin a lo que el Gobierno del socialista Pedro Sánchez definió como una "anomalía" por el hecho de que hasta ahora no hubiera tenido lugar el viaje real.

Si la presencia de Sánchez a la isla en noviembre de 2018, la primera visita oficial de un presidente del Gobierno en 32 años, sirvió para "romper el hielo" con el régimen castrista, la de Felipe VI supondrá "la normalización de las relaciones" con un país al que a España le unen numerosos lazos históricos, culturales, sociales y empresariales, según el Ejecutivo español.