Iván López: "no me da vergüenza vender chicharrones"

A los 77 años vende chicharrones para mantenerse a él y su esposa, porque sólo gana una pensión de 385 pesos como jubilado
Iván López
 

Reproduce este artículo

Iván López le concedió una entrevista a la reportera Julita Osendi para confirmar que sí, que a los 77 años vende chicharrones para mantenerse a él y su esposa, porque sólo gana una pensión de 385 pesos como jubilado.

Iván confesó que debe hacerlo para sobrevivir; los cocina y vende por encargo de amigos y conocidos. Después de trabajar 52 años, nada más y nada menos, su pensión es misérrima, incluso con el nuevo aumento decretado por el gobierno.

“Te retiras y automáticamente te multiplican por cero. Pero, además, me has visto en algunos programas de invitado en la tele, de béisbol en específico, pero jamás me pagan; o sea, es gratis. Y con gratis no se vive. ¿No crees? Ni un contrato ni nada. Así que sí, cuando me encargan los chicharrones, ¡los hago!”, confesó a Osendi.

Patricio Buguet fue quien denunció la situación del periodista cubano, quien hiciera época junto a Héctor Rodríguez y Eddy Martin en transmisiones beisboleras, en una publicación suya de Facebook que ya reportó ADN Cuba.

"Necesitaba comprar unos chicharrones de cerdo para una actividad que tendría con unos amigos en casa, y un amigo me brinda una dirección donde según él se hacían los mejores chicharrones de la Habana a un precio de 2 CUC el paquete, cual sería mi sorpresa al llegar a la dirección del fabricante de los chicharrones, pues nada amigo, se trataba de Iván López. Al llegar a su apartamento lo encuentro en la faena de preparar los chicharrones para salir a ofertarlos al día siguiente", escribió.

El usuario menciona algunos datos de la carrera del reportero. “Recuerdo cuando entrevistó a Diego Armando Maradona y le trajo una camiseta firmada y dedicada al Comandante en jefe, recuerdo el seguimiento a nuestras series nacionales de béisbol donde hacía junto a Eddy Martín y Héctor Rodríguez aquellas transmisiones que aún están en el recuerdo de todo nuestro pueblo”.

López, Premio Nacional de Periodismo 2019 a la Obra de la Vida, nació en Camagüey y desde joven sintió inclinación por la práctica de los deportes. En 1953, en su ciudad natal participó en un campeonato de béisbol con el equipo de la Compañía Cubana de Fianzas.

Comenzó a trabajar en el periódico Juventud Rebelde como cobrador de suscripciones a la vez que estudiaba periodismo en la Universidad de La Habana. Eddy Martin, quien era jefe de redacción en el periódico, le propuso que pasara un curso de narración deportiva y en línea de trabajo del periodismo deportivo se consagró profesionalmente.