Iniciativa permitiría a médicos cubanos trabajar en el extranjero sin mediación el régimen
Un proyecto sin fines de lucro está en marcha para que los médicos cubanos puedan trabajar en el extranjero sin mediación del régimen
Iniciativa permitiría a médicos cubanos trabajar en el extranjero sin mediación el régimen
 

Reproduce este artículo

La iniciativa "Médicos Cubanos Libres contra el COVID-19” del grupo No Somos Desertores y de la organización Archivo Cuba fue lanzada hoy con el propósito de que los médicos cubanos puedan acceder a puestos laborales en otros países que lo precisen, sin intervención del régimen cubano.

Según información de Infobae este proyecto “promueve la contratación directa de médicos cubanos sin mediación de entidades vinculadas al gobierno de La Habana, garantizando el pago directo de su remuneración, viajes, alojamiento, seguro médico, y otros beneficios. Por lo pronto, se gestiona a modo exploratorio en dos países del hemisferio americano”.

Los interesados pueden llenar una plantilla por vía electrónica en CubaSalud.org. Archivo Cuba se hace responsable de velar por la confidencialidad de los datos de los médicos participantes. Cualquier oportunidad de trabajo les será notificada a los interesados.

En medio del contexto generado por la pandemia del coronavirus varios países, por decreto de emergencia, pueden autorizar las credenciales de los especialistas cubanos; siendo este paso vital para materializar las contrataciones. Este procedimiento será más sencillo para los médicos que hayan integrado misiones en otros países y que no hayan homologado para eso sus títulos.

Actualmente los profesionales de la salud cubana no pueden ejercer libremente fuera del país a no ser que emigren definitivamente, aunque la homologación es difícil y costosa, o que sean parte de las brigadas médicas que controla el gobierno y que constituyen una variante moderna de la trata de personas. Este acuerdo facilitaría que ejerzan su profesión con total libertad y sin intermediarios que dilapiden sus salarios. 

Aquellos países que necesiten los servicios de estos profesionales cubanos no necesitarán realizar acuerdos con el gobierno de la Isla ni verse inmiscuidos en las violaciones a los Derechos Humanos que comete el estado cubano con ese tipo de contrataciones. 

 Infobae sostiene que “los contratantes podrán evitar otras exigencias de Cuba que encarecen los acuerdos, tales como el pago de personal que vigila y disciplina (“administra”) a los médicos y la obligada compra de fármacos e insumos médicos sujeta a prácticas turbias para incrementar los ingresos del Estado cubano. A los países que enfrentan un déficit de médicos y están dispuestos a contratarlos por vía del Estado cubano que los explota, se les ofrecerá una alternativa que respeta los derechos de estos trabajadores sin incurrir en violaciones al derecho internacional”.

Los promotores de este proyecto son la organización Archivo Cuba, cuya sede radica en Estados Unidos y la agrupación cívica No Somos Desertores, esta última promueve a unificación familiar, la derogación de las prohibiciones de entrada y salida de Cuba a sus ciudadanos y el derecho a la libertad de movimiento. 

Las misiones médicas cubanas en el extranjero continúan generando más de la mitad del presupuesto nacional de Cuba (tres veces más que el turismo), y es reconocida como "trabajo forzoso" por organizaciones de derechos humanos alrededor del mundo y el Departamento de Estado de EE.UU.

El gobierno de La Habana asegura que Cuba ha enviado a más de 400,000 trabajadores de la salud a 164 países desde la década de 1960. En marzo del 2020, más de 28,000 trabajadores de la salud cubanos (incluidos 18,000 médicos) se encontraban en 59 países. Entre marzo y junio del presente año, más de 3.000 trabajadores de la salud fueron enviados a 30 países por la COVID-19