Exterminan colonias de murciélagos en Cuba por temor al coronavirus
Según una protectora de animales, ya se demostró científicamente que los murciélagos no son los transmisores del virus
Colonia de murciélagos
 

Reproduce este artículo

Protectores de animales denunciaron la masacre de murciélagos en Cuba, al parecer, a manos de individuos que los confunden con agentes transmisores del coronavirus.

“Recientemente se han recibido denuncias sobre actos vandálicos en refugios de murciélagos (cuevas y estructuras arquitectónicas) en dos provincias (Santiago de Cuba y Camagüey), donde personas inescrupulosas y sin sentido común han interpretado que todos los murciélagos son transmisores del COVID-19 y han exterminado y quemando colonias enteras de estos animales”, denunció Yaira López.

Según la protectora, “ya se demostró científicamente que los murciélagos no son los transmisores del virus e incluso si así fuera, es una especie en específico, no todos los murciélagos del mundo, y definitivamente no los cubanos”.


López hizo un llamado a detener estos actos vandálicos, que demuestran una baja cultura general y ambiental. También recordó que extinguir a los murciélagos y al pangolín –otro “apestado” por conducir el coronavirus- es una “solución” demencial.

“Mejor dejen de estar interactuando, jugando, comercializando o lo que sea con la fauna silvestre y no se seguirán contagiando de virus extraños que no pueden controlar”, recomendó.

Hasta el momento, se desconoce si estos actos son esporádicos o sostenidos en el tiempo y si han causado más que daños leves a los grupos de murciélagos en las provincias antes mencionadas.


Este 5 de abril, las autoridades sanitarias de Cuba confirmaron 30 casos más de coronavirus en la isla, para un total de 350 infectados.

Al cierre del día en Cuba se encuentran ingresados para vigilancia clínico-epidemiológica mil 718 pacientes. Otras 18 mil 434 personas se vigilan en sus hogares, desde la Atención Primaria de Salud.

Los 30 casos confirmados fueron 29 cubanos y un extranjero procedente de Tanzania. De los 29 cubanos diagnosticados uno tiene fuente de infección en el extranjero (Estados Unidos),  fueron contactos de casos confirmados 17, contactos de viajeros procedentes del exterior 9 y con fuente de infección no precisada 2.