Otaola arremete contra El Chacal
El presentador cubano, Alexander Otaola, mandó un mensaje este martes, a través de su programa de Facebook Live, al reguetonero cubano Ramón Lavado, más conocido dentro del mundo artístico urbano como El Chacal.
Otaola arremete contra El Chacal
 

Reproduce este artículo

El presentador cubano, Alexander Otaola, mandó un mensaje este martes, a través de su programa de Facebook Live, al reguetonero cubano Ramón Lavado, más conocido dentro del mundo artístico urbano como El Chacal.

“Ustedes son los culpables de que ningún artista respete al público…los artistas cubanos han perdido cada día el respeto por el público porque cada día el público se respeta menos”, dijo el presentador el cual se notaba bastante molesto.

El día que El Chacal entre por la puerta de este estudio el que se va soy yo”, agregó comentando que “te garantizo que yo de El Chacal en este programa no voy a hablar más, ni para bien, ni para mal…cuando quieras saber de El Chacal vas a tener que ir a otro lugar”.

Los comentarios en la plataforma de reproducción no se han hecho esperar. Algunos a favor y otros en contra pero como ya caracteriza a Otaola, su programa no pasó desapercibido

“Oye, este pájaro es un chisme y un drama constantemente, qué horror, nada positivo en este programa. Yo no lo sigo más que va que negatividad, que fajasón siempre con todo el mundo. Que pajarería 

“Así se habla, con estos personajes que se hacen llamar artistas, son unos infladores, no importa al nivel que están, no se comprometen con nadie, solo con el billete y eso deja mucho que decir, en ocasiones los hay con talento, pero la materia gris muy escasa porque no hay estructura como ser humano, reciclan problemas de la infancia, esta es mi opinión, respeto al género, pero no es mi gusto disfrutarlo, sorry ”

“A los cantantes cubanos lo que les interesa es venir aquí a los Estados Unidos a hacer dinero con el pueblo y después irse para Cuba, hay que acabar eso, hay que hacer algo para que no los dejen entrar más aquí, se están haciendo millonarios a costilla de los cubanos que estábamos aquí en los Estados Unidos”.