Luis Silva sobre nuevas medidas: “Abran la llave de paso completa”

El actor, conocido por su personaje de Pánfilo en “Vivir del Cuento”, criticó los “buchitos” del régimen cada vez que hay una crisis.
Silva
 

Reproduce este artículo

El actor cubano Luis Silva, conocido por su popular personaje de Pánfilo en la serie televisiva “Vivir del Cuento”, criticó las nuevas medidas del régimen de Miguel Díaz-Canel al  calificarlas como “buchito”.

“Abren un poquito la llave de paso. No les funciona, la abren otro poquito. Sigue sin funcionar, dale otro poquito a la llave. En eso llevamos años. Cuando aprobaron los paladares, 12 sillitas. Pasó un tiempo, vamos a dejar que tengan unas cuantas más. Pasaron años, dejamos que tengan las que quieran. Todo lo abren de buchito en buchito. Acaben de abrir la llave de paso completa”, escribió el artista.

Este 15 de agosto, el gobierno informó desde sobre nuevas “medidas económicas”, que forman parte de las ya anunciadas por el vice primer ministro Alejandro Gil en la reciente sesión del parlamento comunista.

Según los funcionarios del régimen, se decidió “promover el desarrollo en todo el país de negocios para impulsar el comercio mayorista a través de la inversión extranjera”.

“Nosotros buscamos que estas medidas tengan una incidencia inmediata en los problemas de desabastecimiento y contribuyan a mejorar las ofertas en las tiendas en MLC y en moneda nacional”, explicó en la TV Nacional, la viceministra primera de Comercio Exterior, Ana Teresita González Fraga.

Para el periodista oficialista Lázaro Manuel Alonso, las decisiones tomadas hasta la fecha no han logrado estabilidad en la oferta para la población ni para los actores económicos.

“Aprovechar la inversión extranjera para poner en Cuba lo que hoy resulta necesario y no se consigue, es una decisión en el camino correcto. Eso, unido a la posibilidad de que los privados, algunos privados, exporten e importen de manera directa, deberá conducir a la economía nacional a un mayor dinamismo”, insistió.

No obstante, para la mayoría de los cubanos, estas son medidas desesperadas en plena crisis económica que poco ayudarán al de “a pie”. En primer lugar, porque sus resultados solo se verían a largo plazo, y en segundo, porque muy pocas personas en el exterior se atreverían a invertir hoy en la isla.