Las lecciones que le dejó "Conducta" a Yuliet Cruz

La destacada actriz cubana compartió desde la intimidad de su blog personal lo que aprendió de su papel en este filme
Yuliet Cruz
 

Reproduce este artículo

La destacada actriz cubana Yuliet Cruz compartió desde la intimidad de su blog personal lo que aprendió de su papel Sonia en este reconocido filme del director cubano Ernesto Daranas.

“Cuando hice ´Conducta´ sabía que estaba formando parte de algo especial. Lo supe desde que el guion llegó a mis manos y mientras grabábamos se sentía la magia, se podía percibir y sentir el amor y el placer con el que trabajaba cada uno de los que formábamos parte del rodaje. Aunque nada comparado con el impacto de ver lo que la película provocó en el público”, empezó contando Cruz en su web.

“Desde el estreno de Conducta han pasado ya siete años. Acumulo muchas vivencias y alegrías gracias a este filme; recuerdos y sentimientos que inevitablemente vienen a mí cada vez que un seguidor escribe y comparte conmigo alguna imagen, escena o anécdotas de sus vidas”, añade.

“Tengo anécdotas sobre cómo Sonia, mi personaje, impactó a muchos al reflejar el deterioro humano por la adicción al alcohol. La incapacidad de ayudarse a sí misma, el no poder criar a su hijo, darle la seguridad, el cuidado y el cariño que cada niño necesita de sus padres. Anécdotas que quedarán en mi mente como también lo hará la persona en la que me inspiré para darle vida a Sonia”, agregó la querida actriz sobre un personaje que le marcó en su carrera y en la vida.

“Un día, alguien me confesó con los ojos aguados, que la escena en la que Sonia viene de la calle y se cae frente a Chala, le había hecho pensar en la tristeza por la que su hija pasaba cada vez que llegaba después de haber bebido, apenas podía sostenerse en pie y era su hija quien le ayudaba. Pudo verse a través de Sonia; hizo su catarsis”, sigue contando.

“Quiero compartir en este post dos comentarios que llegaron a mí por las redes, los escogí entre muchos porque quiero, en primer lugar, devolverles la atención y la confianza de haber compartido conmigo su vivencia. También porque son testimonios que inspiran y motivan a luchar por lo valioso que vemos en otros y en nosotros mismos. Porque los cambios son posibles y porque siempre que haya alguien capaz de amar lo que hace, transformará en algo muy especial el espacio que lo rodea y también a las personas que estén cerca”, agregó.

Cruz comparte así los testimonios de dos personas, que se vieron reflejados en la maestra que interpretara la gran Alina Rodríguez y en Chala, el pequeño del que quieren deshacerse en la escuela sin cuestionar que es su entorno lo que lo ha llevado a tener esa conducta.  

“Gracias a Ernesto Daranas por crear tan hermosa obra. Gracias a todo el equipo de la película y a los excelentes actores que dieron vida a tan conmovedora historia. Pero gracias en especial a la querida Alina Rodríguez que tanto nos dejó. Te debo mucho y queda pendiente un artículo de blog solo para hablar de ti y tu grandeza amiga mía”, concluyó Yuliet Cruz.