Kiki Corona llega tarde a “batalla” contra Descemer Bueno
El cantautor cubano Kiki Corona usó un comentario en Facebook para atacar sutilmente a su colega en Miami, el cubano Descemer Bueno
Kiki y Descemer
 

El cantautor cubano Kiki Corona usó un comentario en Facebook para atacar a su colega en Miami, Descemer Bueno, luego de que este acusara de racista al régimen castrista e hiciera varios llamados digitales contra la dictadura.

Ante un post de un productor villaclareño sobre la raza que dice “si eres mestizo y te molestan los negros, recuerda que tú eres el mezclado y yo soy pura raza”, el cantante de música infantil, Corona, le respondió, aludiendo solapadamente a Descemer Bueno.

“Ed: díselo a Descemer, él es una cátedra en eso yunta”, escribió el cantautor de programas infantiles tan conocidos en Cuba como “Arcoíris Musical”. El autor le respondió que “Descemer no tiene raza, ni patria que es más triste aún”, a lo que Kiki Corona respondió con un “me gusta” a dicho comentario.  

Kiki Corona no ha sido el único músico cubano, fiel al castrismo, que ha salido en contra de las declaraciones de Descemer en Miami, que ha llamado en varias ocasiones a que Díaz-Canel deje el poder en Cuba e incluso hizo un llamado reciente a una operación retorno de los cubanos en Miami, para tomar las calles de la isla.

También otros artistas como el trovador Ray Fernández le dijo a Descemer que qué bien se luchaba desde “la yuma” mientras otro como Arnaldo Rodríguez, el del Talismán, se ponía en su contra.

Otro que le ha atacado desde el Ministerio de Cultura, ha sido su viceministro Fernando Rojas quien le dijo “mentiroso” y que finalmente no había aguantado la “presión de los anexionistas” como preveían.

El autor de temas internacionalizados como “Bailando” o “Súbeme la radio”, se ha transformado en las últimas semanas como un opositor radicalizado desde Miami, luego que dijera en junio pasado que el cambio de régimen no estaba en su agenda.  

También ha dicho que todo lo que dice, lo dice sin que nadie le pague nada, ya que los castristas le dicen a cualquier oponente que es pagado por “la mafia”.