Cantante Juan Guillermo dice que López-Calleja era “un padre”

“Serás un ejemplo a seguir y sé que velarás por todos nosotros”, dijo en sus redes sociales el hijo farandulero del fallecido Juan Almeida
Juan Guillermo
 

Reproduce este artículo

El cantante cubano Juan Guillermo Almeida, hijo del comandante comunista Juan Almeida, aseguró en sus redes sociales que el fallecido “zar de GAESA”, Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, era como su padre.

JG, como se le conoce en el mundo de la farándula cubana, precisó que su “tío” era más que eso para él, que “la familia” había pasado momentos duros, pero el militar castrista sería “un ejemplo a seguir".

"Coño, tío tinillo, no sabes cómo extrañaré tus ocurrencias, tu risa cuando te reías de mis cosas, eras un padre para mí. Gracias por todas tus enseñanzas, por todos los momentos que estuviste desde que mi padre no está”, escribió en sus historias de Instagram.

Añadió que siempre sería un ejemplo para él y “sé que velarás por todos nosotros, hemos pasado días duros y demás está decirte lo mucho que te extrañaremos. ¡Que Dios te tenga en la gloria!”.

El pasado 1ro de julio, murió el poderoso general de división Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, presidente ejecutivo del conglomerado empresarial y militar de GAESA, debido a un paro cardiorespiratorio, según fuentes del oficialismo.

Granma, el diario oficial del castrismo, dio a conocer que el deceso ocurrió "en las primeras horas de la mañana de este viernes 1 de julio, como resultado de un paro cardiorrespiratorio". 

En el momento de su muerte, el poderoso militar castrista, ex yerno del dictador Raúl Castro, era miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista y diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Luis Alberto Rodríguez López-Calleja era uno de los hombres más poderosos de Cuba y estaba sancionado por el gobierno de los Estados Unidos. Fue yerno de Raúl Castro y era padre de dos de sus nietos: Raúl Rodríguez, alias El Cangrejo y Vilmita (que tiene un Airbnb también sancionado por EE. UU.).

Además, conducía el conglomerado GAESA, la empresa militar del castrismo que controla más del 70% de la economía. Aunque las fuentes del oficialismo precisaron que la muerte fue por un paro, otros allegados a la familia desde Miami, aseguraron que fue por algún tipo de cáncer.