Ricardo Arjona le canta y sorprende a una madre en Cuba

Su hija, una cubanoamericana, residente en Arizona, estaba por primera vez en un concierto de su cantante favorito, y allí se hizo la magia
Arjona
 

Reproduce este artículo

El cantante guatemalteco Ricardo Arjona le cantó y sorprendió hasta las lágrimas a una madre cubana dentro de la isla. Su hija, Mariluz Laffita, una cubana residente en Arizona, asistía por primera vez a un concierto de su cantante favorito y se hizo la magia.

Mientras Arjona cantaba “Señora de las cuatro décadas”, Laffita le hizo llegar al músico su teléfono donde su madre, desde Cuba, miraba el espectáculo. La joven compartió el video en sus redes sociales.

“Se llama María. Adivina de dónde es. Es paisana tuya”, dijo el cantante a su saxofonista. “María, por Dios, María. Te mando un besito mi amor. Está guapa tu hija, ¿eh? Mira, te voy a presentar a un paisano tuyo. María, esto es de tu paisano y de mi parte para ti. Con mucho cariño, hasta Cuba, sí”, dijo Arjona, mientras continuaba con su mítica canción.

Tras el suceso, la joven cubana dijo que no solo cumplió su sueño de ver a Arjona en vivo, algo que en Cuba era imposible, sino que pudo regalarle a su madre esa alegría. Dijo que jamás olvidaría esta noche.

“Crecí escuchando sus canciones, al punto que conozco cada una de sus letras. Cuando llegué a los Estados Unidos en el 2017, él hizo una gira, yo estaba recién llegada y únicamente contaba con 40 dólares, no me alcanzaba ni para el tiquete”, dijo la joven en su cuenta de Instagram, donde aparece el video del concierto.

Laffita contó que entonces experimentó tanta frustración por tenerlo cerca y a la vez tan lejos, que se prometió que para la próxima lo vería y en primera fila. Cinco años después, no solo lo vio, sino que sorprendió a su madre en Cuba. Dijo que esta noche tenía “una prioridad eterna en mis recuerdos”.

“Creo que lo deseé tanto que el universo me restregó en la cara que por muy absurdo que pueda parecer un sueño, es capaz de materializarse, poder regarle esta experiencia a la mujer de mi vida ha sido de las cosas más lindas que he vivido. Gracias Ricardo, que grande eres. No me alcanza la vida para inmortalizar esta noche”, concluyó la joven.