Alexis Valdés se burla de Manolín por postura pro-Rusia

El humorista utilizó la abstención de Cuba en la ONU para reírse de los nuevos desvaríos del salsero cubano
Valdes y Manolín
 

Reproduce este artículo

El actor y humorista cubano Alexis Valdés se burló en sus redes sociales del músico Manuel González, conocido como “Manolín, el médico de la salsa”, quien se definió pro-ruso y alabó la agresión de Vladímir Putin contra Ucrania.

Valdés utilizó la abstención de Cuba en una votación de la ONU para reírse de los nuevos desvaríos del salsero cubano, que acusó a Estados Unidos de la invasión rusa a Ucrania. “El gobierno de Cuba se abstuvo. Han dejado solo a Manolín el médico de la Salsa”, escribió en sus redes sociales el artista.

Luego añadía que, con esas declaraciones anti-ucranianas, parecería que el músico “le debe dinero a Ucrania o quiere estar “arriba de los bolos”. Manolín, uno de los músicos más conocidos de la timba cubana, replicó en sus redes sociales esta semana el discurso del régimen cubano, asegurando que la culpa del conflicto en Ucrania era de Estados Unidos.

Así, declaró que Estados Unidos tiene instalada en el mundo “la dictadura del money donde USA, que es la que tiene el money, hace lo que le da la gana sin recibir castigos y al mismo tiempo, castiga a todo el que haga la mínima cosa”. Manolín agregó que Estados Unidos es "el mayor delincuente" y el que castiga al resto.

“Se encontraron con un león sordo llamado Vladímir Putin, lo podrán desaparecer de la faz de la tierra, pero en este caso, lleva toda la razón. ¿Hasta cuándo el descaro de USA?”, señaló en su perfil de Facebook. Finalmente, Manolín expresó que la estupidez humana era infinita, y que se vive en el “mundo de las mentiras y el descaro de Estados Unidos”.

Por su parte, Alexis Valdés le ha dedicado un poema a la crisis ucraniana. Lo tituló “Kiev 2022”, y en uno de sus versos dice que “en la ciudad nadie duerme. Al ruido de las bombas y las alarmas, se suma el redoble de los corazones al galope. Un tanque atraviesa una avenida desierta con autoridad, cual si fuese dueño de la vida y la muerte”.