Alexis Valdés recuerda cuando nació su hija América hace 20 años

América, modelo y cantante, es hija del humorista y presentador Alexis Valdés con la actriz chilena-española Paulina Gálvez
América y Alexis Valdés
 

Reproduce este artículo

El conocido humorista y presentador de televisión cubano Alexis Valdés recordó este lunes el nacimiento de su hija, la modelo y cantante América Valdés.

“Con América, mi primer bebé. En el 2002. Veinte años hacen ya dentro de poquito. ¡¡Tremendas patillas que tenía!! ¡¡Habla Matador!!”, escribió el actor en un post de Facebook que ha tenido casi 3000 reacciones.

La publicación de Alexis vino acompañada de una tierna foto donde se le ve cargar a la bebé, fruto de la unión con su segunda esposa, la actriz chilena-española Paulina Gálvez. La pareja, separada en 2009, tuvo un segundo hijo, Leonardo, que nació el 18 de diciembre de 2003.

América nació en marzo de 2002 y se ha convertido en modelo y cantante, logrando colaborar con importantes músicos cubanos como Eliades Ochoa (en una versión de Dos gardenias) y Pavel Urquiza (interpretando a dúo If only for one night, de Brenda Russell), y también con su padre.

En 2020, América agradeció al pueblo cubano por el apoyo a su incipiente carrera, que en el modelaje cuenta con el hito de figurar en la prestigiosa revista Vogue.

“Saber que hay un pueblo que sin yo haber nacido ahí y sin haber nunca pisado esa isla, me tome en sus brazos y me acoja como si fuera una más (…) me emociono porque es que son maravillosos. Siento una conexión muy fuerte y siento una necesidad de estar ahí y conocer y encontrarme con mis raíces”, dijo.

Además, América dejó claro que, a pesar de la enorme curiosidad que le provoca la isla, no iría a visitarla sin su padre, Alexis Valdés, impedido de entrar a Cuba por sus críticas al régimen. “Yo he decidido que yo no voy sin él porque todo mi amor y cultura me viene de él y yo sé que él tiene una necesidad impresionante de ir a Cuba”, comentó.

“Yo sueño con andar por las calles de La Habana y que mi papá me enseñe donde él creció y ponerles cara a todos esos cuentos. Yo me siento como una niña huérfana que nunca ha podido estar en casa. A mí me han quitado de alguna manera esa opción”.

De igual manera, la joven señaló que “me duele, pero sé que ni en un millón de años yo voy a sentir el dolor que siente mi papá por no poder estar en su país y por no poder caminar las calles de su barrio y sé que mi dolor tampoco se compara con el del pueblo cubano, con la gente que ha nacido ahí y que ha vivido esa situación. Me parte el corazón que mi gente tenga que pasar por esas cosas”.